Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las eléctricas se preguntan cómo puede haber 3.000 millones más de déficit pese al recorte sufrido

Unesa cifra en 4.500 millones el sacrificio acometido, duda de que se resuelva el problema de la tarifa y lamenta financiar más deuda
La Asociación Española de la Industria Eléctrica (Unesa), que integra a Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, EDP España y E.ON, se pregunta por qué en 2013, pese a los impuestos y recortes sufridos por las eléctricas, seguirá produciéndose déficit de tarifa.
En un comunicado, la asociación sale de esta forma al paso de las declaraciones del viernes del ministro de Industria, José Manuel Soria, quien pronosticó que el déficit de tarifa de 2013 será de entre 2.500 y 3.000 millones, y expresa sus dudas acerca de que se resuelva el problema de la tarifa eléctrica.
Las empresas de Unesa lamentan también que deban financiar más deuda eléctrica. "Seguir financiando y soportando en nuestros balances importantes partidas del déficit nos parece incompatible con el enorme esfuerzo económico que ya hemos realizado", señalan.
Además, se preguntan "cómo es posible que siga generándose déficit de tarifa eléctrica, tras los nuevos impuestos y los recortes que el Gobierno ha aplicado durante los dos últimos años con el objetivo de acabar con el mismo".
El nuevo déficit, lamenta la asociación, se genera a pesar de que en los dos últimos ejercicios las eléctricas han sufrido "importantes recortes, con un impacto total de más de 4.500 millones de euros".
"Esta situación nos hace dudar de que en un futuro se vaya a conseguir el objetivo de solucionar y resolver el grave problema del déficit de tarifa", afirma.
Unesa dice además que las eléctricas son "las que se han visto más perjudicadas por estas reformas" y recuerda que "no sólo están obligadas a financiar el déficit, del que no son las principales causantes, sino que además, tendrán que financiar nuevos déficits".