Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los españoles consumen un 13% menos de calorías que hace 40 años

Los españoles consumen un 13 por ciento menos de calorías que hace 40 años, pasando de una ingesta en 1964 de 3.008 calorías al día a 2.609 calorías en 2012, según ha informado el responsable del área de Salud y Nutrición de Coca-Cola Iberia, Rafael Urrialde de Andrés, durante el XV Seminario de Nutrición 'Avances en Nutrición y su impacto sanitario y social', organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).
Junto a ello, el 42 por ciento de la población en España nunca realiza actividad física o deporte, y en los últimos 50 años la actividad física laboral se ha reducido en la media en unas 120 calorías al día.
"Los estilos de vida sedentarios dificultan el mantener un balance energético equilibrado, ya que en esos casos el gasto de energía es muy inferior al necesario. El control de la ingesta y el gasto de la energía son aspectos claves en el equilibrio energético", ha apostillado el experto.
En este sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha avisado de que la inactividad física es el cuarto factor de riesgo más importante de mortalidad y una de las principales causas de enfermedades crónicas como el sobrepeso y la obesidad, cuya prevalencia está aumentando progresivamente en un gran número de países de todo el mundo.
"El incremento sustancial del sedentarismo y la inactividad física está motivado por los cambios en los hábitos de vida de la población, tanto en los patrones alimentarios como de actividad física, y el descenso en el gasto energético en la vida cotidiana. Vivimos en un entorno que hace que las personas sean inactivas porque moverse es cada vez menos necesario", ha recalcado Urrialde.
Por ello, el experto ha destacado la necesidad de fomentar un estilo de vida "activo y saludable" basado en una dieta variada, moderada y equilibrada y, a su vez, incluyendo unos niveles "adecuados" de hidratación y práctica regular de actividad física.
"Igualmente, es importante recordar que a la hora de controlar el peso, todas las calorías cuentan, independientemente del alimento o la bebida de donde procedan, incluidas las que se encuentran en nuestras bebidas", ha zanjado.