Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un esquiador sobrevive sepultado bajo la nieve durante cuatro minutos tras una avalancha

Atrapado bajo la nieve por cuatro minutos. Chris Cardello, esquiador estadounidense, se la ha visto realmente negra durante sus vacaciones de 2008 en Alaska. Apenas inició a esquiar cuando fue sorprendido por una avalancha que lo sepultó. El vídeo de la angustia vivida, grabado por la cámara que llevaba en el casco, ha sido colgado en la Red despertando un interés extraordinario.
El hombre consiguió salvarse, gracias a la intervención de varios de sus compañeros que cavaron durante varios minutos para sacarlo de la masa de nieve que lo cubría, según publica . 'Il Corriere della Sera'
Después de 17 meses del incidente, un usuario del sito di video-sharing Vimeo ha colgado las imágenes provocando que miles de internautas se movilizaran para verlo.
El vídeo muestra lo ocurrido desde el punto de vista del protagonista lo que le da una veracidad inusual.
El comienzo de lo que parecía un tranquilo paseo en esquí y la inesperada avalancha que envuelve a Cardello y en poco menos de 20 segundos lo sepulta.
La cámara inmortaliza el pánico del hombre que se siente atrapado en vida sin poder hacer nada, su respiración que se agita por minutos hasta hacerse casi un gemido sordo.
Detrás de fondo se escucha el golpeteo de las palas de sus compañeros, que saben lo importante de no perder ni un segundo para liberarlo de su encierro.
El esquiador tenía un aparato para respirar en su mochila, pero tuvo problemas para usarlo. La angustia dura cuatro minutos que parecen horas y los gemidos se convierten en gritos de felicidad cuando siente que está a salvo.
Se trata de un auténtico milagro: La mayor parte de los esquiadores que sufren una avalancha mueren en ella, unos por asfixia y otros, por hipotermia.
El vídeo ya había sido publicado por una empresa de EEUU que comercializa artículos y ropa para la nieve, sin embargo, no fue visto por tantas personas como ahora.