Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La brutalidad de los atentados dificulta la identificación de las víctimas

La brutalidad de los atentados complica la identificación de los cadáveres. Ni siquiera en los hospitales se sabe el nombre de algunos de los heridos más graves. Por eso familiares y amigos han organizado una plataforma en Facebook para intentar recabar información. Gilles Laurent no ha vuelto a contactar con su familia. Estaba en el metro en el fatídico momento que la bomba explotó. El vuelo de Frank Deng salía a las 9 de la mañana. Es todo lo que sabe su familia, que ni siquiera conoce si estuvo en alguno de los lugares de la catástrofe. Llevaba trabajando 4 años para una compañía de tecnología belga y ahora sus allegados en la india lo buscan desesperadamente. Son sólo una parte de las muchas familias que viven angustiadas y que tras contactar con el teléfono de emergencias se vuelcan luego en las redes sociales. En total, 40 nacionalidades diferentes entre las víctimas de este atentado. Además, muchos de sus parientes viven a miles de kilómetros de Bélgica, lo que complica todavía más la búsqueda de sus seres queridos.