Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 'grupo de la muerte' comienza la competición

Rumania afronta su partido con la esperanza de dar la sorpresa. Foto: EFEtelecinco.es
El primer choque de trenes de la Eurocopa es afrontado por Holanda e Italia con bajas importantes. Por un lado, Van Basten no podrá contar con Robben por culpa de unas molestias en la ingle que le han perseguido desde que finalizó el campeonato de Liga con el Real Madrid. Italia tampoco lleva sobrada. Después de perder a Cannavaro, ahora es Panucci el que llega con la rodilla entre algodones, lo que debilita aún más la defensa italiana.
Holanda afronta el partido con ansia de revancha, pues no ha podido superar a su rival desde el Mundial de 1978 y fueron eliminados por los italianos en la Eurocopa 2000, de la que eran anfitriones.
Rumanía, sin presión
El otro partido del grupo C (Francia-Rumanía), no presenta tanta igualdad de fuerza, aunque el rendimiento de la segunda es una incognita, ya que los números la avalan (ya superó en la fase de clasificación a Holanda). Los franceses huyen de su condición de favoritos, "todos los equipos estamos igual y hasta que no empiece nadie sabe quien tiene más posibilidades de clasificarse", afirma Victor Piturca, seleccionador francés.
Rumanía afronta el encuentro con la tranquilidad que da no ser la favorita, por lo que saltarán al terreno de juego sin ninguna presión. Adrian Mutu, delantero de la selección rumana, advierte que pueden dar la sorpresa en el grupo más complicado de la primera fase, "nadie nos da opciones, por eso estamos doblemente motivados, nadie espera nada de nosotros pero estoy seguro de que podemos clasificarnos", afirma. BQM