Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El hombre-pájaro cae al mar y fracasa en su intento de cruzar el Estrecho

El piloto Yves Rossy falló en su intento de cruzar el estrecho con unas alas a reacción. Un fallo mecánico frustró el reto del suizo de 50 años que trató de volar de Marruecos a España con un artefacto que lo propulsaba. Rossy cayó al mar y fue rescatado por un helicóptero tras unos pocos minutos de vuelo.
Si el intento del piloto hubiera llegado a su completa realización, se habría convertido en el primer vuelo intercontinental de estas características.
Según un portavoz de la compañía Webtel, organizadora del evento, el vuelo se interrumpió a mitad de camino por una disfunción en las alas, que provocó la caída de Rossy en paracaídas en las aguas del Estrecho.
No obstante, el suizo, que fue rescatado por un helicóptero, se encuentra en buen estado y será sometido a una revisión médica al aterrizar en España.
La aventura de Rossy comenzó al ser elevado a 2.200 metros de altitud por una avioneta Pilatus, de la que saltó al vacío con sus alas de 60 kilos a las espaldas.
Las alas, funcionan con cuatro motores a propulsión de Jet-Cat P200, que proporcionan un empuje de 22 kilos cada uno. Sin embargo, la tecnología le jugó una mala pasada y después de varios minutos de vuelo, el piloto cayó al mar.