Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La medición individual de califacción supondrá un ahorro de 1.100 millones en cinco años en España

La medición individual de calefacción supondrá para España el ahorro de 1.100 millones de euros en cinco años y la reducción de la emisión de 1,9 millones de toneladas de CO2 al año, según las conclusiones alcanzadas en la jornada 'Nueva legislación sobre repartidores de costes de calefacción y válvulas con cabezal termostático', organizada por la Asociación Española de Repartidores de Costes de Calefacción (Aercca).
En este sentido, la compañía Ista estima que a través de esta medición se consiguen reducciones de consumo de calefacción y agua en una media del 20%, lo que equivaldría a 180 euros de ahorro medio anual por vivienda. En la actualidad, hay 1,7 millones de hogares en España que cuentan con un sistema de calefacción centralizada.
La embajadora de Dinamarca en España, Lone Dencker Wisborg, ofreció su perspectiva sobre el uso normalizado de la medición individual en su país desde hace más de 100 años y señaló que "los daneses tienen culturalmente aceptado e interiorizado que cada familia paga por la calefacción que consume".
En Europa, hay ya 30 millones de viviendas dotadas de este tipo de sistema de reparto de costes de calefacción central, que supone un total de 150 millones de dispositivos instalados.
Por su parte, el director general de Industria, Energía y Minas de la Comunidad de Madrid, Carlos López Jimeno, destacó el Plan Renove de costes de calefacción central y válvulas con cabezal termostático puesto en marcha el pasado mes de marzo en la región, y expresó su esperanza de que iniciativas como esta se extiendan a otras comunidades autónomas.
La trasposición efectiva de la Directiva Europea de Eficiencia Energética (2012/27/UE), que se espera para el próximo mes de junio, obliga a todos los países comunitarios a desarrollar medidas legislativas para garantizar que todos los edificios dotados de climatización central tengan instalados dispositivos de medición individuales, calorímetros en los radiadores o repartidores de costes o de calor o contadores individuales de calefacción antes del 31 de diciembre de 2016.