Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Último adiós de los aficionados a Tito Vilanova

Banderas a media asta, flores en el recinto del Camp Nou y lágrimas en los ojos de los aficionados en uno de los días más tristes para el barcelonismo. El día de la despedida  a Tito Vilanova.  Aunque siempre quiso mantenerse en un segundo plano el peso del banquillo azulgrana no se lo permitió. Terminó siendo protagonista antes incluso de tomar las riendas del primer equipo. Pero ese hombre tranquilo había llegado al Barça mucho antes. Con 16 años dio sus primeros pasos en la Masía. Allí forjó su amistad con Guardiola. Después inició su trayectoria como jugador en la década de los 90. No pudo saborear todo su éxito, aunque compartió el trabajo y las alegrías de la etapa dorada del FC Barcelona. Una página que quedó a medio escribir cuando en julio del año pasado sufrió su última recaída. Entonces la enfermedad le apartó de su pasión, el fútbol. Comenzaba entonces su batalla más difícil. No pudo ganar su partido final, pero su ejemplo de lucha y de superación quedará para siempre en la historia de nuestro fútbol.