Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACH avisa de que la sequía ha provocado la llegada de un 50 por ciento más de personas a centros nutricionales

La organización no gubernamental Acción contra el Hambre (ACH) ha alertado este lunes de que la sequía que ha sufrido Etiopía ha provocado que aumente en un 50 por ciento el número de personas que tienen que recurrir a centros nutricionales y ha aumentado la inseguridad alimentaria en un 40 por ciento, con respecto a las previsiones iniciales para 2011.
En un comunicado, ACH ha explicado que ha tenido que aumentar sus actividades en las zonas en las que opera, en el sur y en el este del país africano, "especialmente las que tienen que ver con la nutrición y con el acceso al agua", en colaboración con el Ministerio de Salud de Etiopía.
Debido a la llegada de refugiados somalíes a los cuatro campamentos de Dollo Ado, situados en la zona fronteriza, la ONG ha puesto en marcha un programa de nutrición de emergencia "en un intento por contener y reducir la desnutrición en los campamentos". "Tengo la sensación de que acabo de volver de un campo de desnutridos y no de refugiados", ha relatado la coordinadora de Salud y Nutrición del Equipo de Acción contra el Hambre en Etiopía, Montse Escruela.
Acción contra el Hambre ha alertado de que la situación en los campos de refugiados de Dollo Ado es muy grave porque las tasas de desnutrición que se registran están "muy por encima de los umbrales de emergencia".
En este sentido, ha explicado que sus equipos de emergencia, que llegaron el pasado mes de julio a Dollo Ado, se han centrado en "el diagnóstico y tratamiento de la desnutrición, en colaboración con la Administración etíope a cargo de los Refugiados y los Retornados (ARRA)".
La ONG ha indicado que los cuatro campos acogen a más de 130.000 refugiados y que, este año, han recibido otras 90.000 personas "agravando considerablemente la situación nutricional". "Las últimas evaluaciones nutricionales realizadas por los equipos de la organización en el campamento de Hiloweyn, que actualmente alberga aproximadamente a 25.000 refugiados, muestran que más de seis de cada diez niños (66 por ciento) padecen desnutrición aguda", ha indicado.
El estudio elaborado por ACH, que se ha centrado en niños menores de cinco años, también pone de manifiesto que la desnutrición aguda afecta "a gran parte de todos los niños y niñas en general (mayores de cinco años), con casi uno de cada dos desnutridos (45 por ciento) y a las mujeres embarazadas y lactantes (38 por ciento de desnutrición aguda)".
"Con el umbral de emergencia del 15% establecido por Naciones unidas para la desnutrición aguda, esta desnutrición "adulta", por lo general muy poco frecuente, es el verdadero signo de una crisis", ha asegurado la organización, que ha informado que, dada la gravedad de la situación, ha puesto en marcha dos nuevos centros de tratamiento nutricional en el campamento de Hiloweyn y otro en el campamento de tránsito que acoge a los refugiados antes de que lleguen a su destino final.
Para prevenir la desnutrición y tratar de mejorar el metabolismo de los refugiados, a veces muy debilitado por sus condiciones de vida en Somalia y su viaje hasta Etiopía, la ONG está realizando distribuciones semanales de suplementos nutricionales para todos los niños menores de doce años y para mujeres embarazadas y lactantes, además de las distribuciones de alimentos llevadas a cabo por la ARRA.
Acción contra el Hambre repartió el pasado mes de septiembre dos kilogramos de suplementos alimentarios cada semana a un total de 15.000 refugiados y puso en marcha programas madre-hijo para promover la lactancia materna y mejorar las prácticas de cuidado entre las madres y sus hijos.