Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

AI aplaude la condena del TPI contra Bemba por crímenes de guerra y contra la Humanidad en RCA

La organización no gubernamental Amnistía Internacional (AI) ha aplaudido este martes la condena del Tribunal Penal Internacional (TPI) contra el exvicepresidente de República Democrática del Congo (RDC) Jean-Pierre Bemba por crímenes de guerra y contra la Humanidad cometidos en República Centroafricana (RCA).
"El arresto, condena y sentencia de Bemba envía la firme señal de que aquellos que cometen crímenes contemplados por el Derecho Internacional tendrán que rendir cuentas", ha dicho el subdirector de AI para África Central y Occidental, Stephen Cockburn.
"Asimismo, envía el claro mensaje de que la impunidad por el uso de la violencia sexual como arma de guerra no será tolerada, dejando claro que los comandantes militares deben dar los pasos necesarios para evitar que sus subordinados cometan estos actos", ha remachado.
Bemba fue declarado culpable el pasado 21 de marzo por la Sala Tercera del TPI "más allá de toda duda razonable de dos cargos de crímenes contra la Humanidad (asesinato y violación) y tres cargos de crímenes de guerra (asesinato, violación y saqueo)". Este martes ha sido condenado a 18 años de cárcel.
Estos crímenes fueron perpetrados en RCA entre el 26 de octubre de 2002 y el 15 de marzo de 2003 por un contingente del Movimiento de Liberación del Congo (MLC) que lideraba Bemba, quien se encuentra detenido en La Haya desde julio de 2008 aunque su juicio no comenzó hasta el 22 de noviembre 2010.
El veredicto pronunciado por la Sala Tercera del TPI ha sido leído por su presidenta, la juez brasileña Sylvia Steiner, quien ha indicado que han considerado que los crímenes que se atribuyen a Bemba son de "enorme gravedad".
LA ACUSACIÓN
En su veredicto de culpabilidad del pasado marzo, la Sala Tercera había señalado que "Bemba era la persona que ejercía como comandante militar con autoridad y control efectivo sobre las fuerzas que cometieron estos crímenes".
El acusado era el "origen de la financiación, los objetivos y las pretensiones" del MLC y fue él quien ordenó la entrada en territorio de RCA de tres batallones --unos 1.500 hombres-- a petición del entonces presidente centroafricano, Ange-Félix Patassé, enfrentado al exjefe del Ejército, François Bozizé.
"Los soldados del MLC lanzaron un ataque indiscriminado contra la población civil de República Centroafricana", según el TPI. El modo en el que operaba el MLC era el siguiente: "cuando los rebeldes del general Bozizé abandonaban una zona, los soldados del MLC la registraban casa por casa en busca de rebeldes, violaban a civiles, saqueaban sus pertenencias y, en algunas ocasiones, mataban a quienes se resistían".
Bemba sabía que sus hombres habían cometido o iban a cometer estos delitos, pero "no adoptó todas las medidas necesarias y razonables para evitar o impedir la comisión de delitos por parte de sus subordinados", denunciaron los magistrados.