Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Abbas descarta una ampliación del periodo de nueve meses para las negociaciones de paz con Israel

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, ha reiterado este martes su compromiso con el proceso de negociaciones de paz con Israel, al tiempo que ha descartado que el periodo de nueve meses estipulado para el mismo vaya a ser ampliado, según ha informado la agencia palestina de noticias Maan.
Así, ha manifestado que dicha posibilidad no es algo que se esté discutiendo, al tiempo que ha aplaudido los esfuerzos de Estados Unidos para avanzar en el proceso y los comunicados de condena de la Unión Europea (UE) contra la construcción en los asentamientos judíos en los territorios palestinos ocupados.
Abbas afirmó el domingo que, a pesar de los esfuerzos de mediación del secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, Palestina no ha logrado nada en el marco de las conversaciones de paz con Israel. "El problema es con el lado israelí y no con nosotros", dijo.
Las palabras de Abbas llegaron el mismo día en el que la radio del Ejército israelí ha anunciado que el primer ministro, Benjamin Netanyahu, ha propuesto a Kerry que Israel se anexe un cuarto bloque de asentamientos en Cisjordania, lo que equivaldría alrededor del trece por ciento del territorio palestino.
El mandatario palestino manifestó que este tipo de intercambios en las fronteras son "inaceptables" y tildó a los colonos judíos de "invasores sin derecho sobre las tierras palestinas".
"Los palestinos que residen en el interior de lo que hoy es Israel llevaban en esas tierras 1.500 años antes de que se creara ese país", puntualizó, antes de argumentar que por ese motivo "no se puede reconocer a Israel como un estado judío".
"Lo que pedimos es lo que la comunidad internacional nos dio en 1967", añadió, si bien matizó que algunos intercambios limitados de territorios podrían ser aceptables".