Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acordado el intercambio de Shalit por varios presos palestinos, según un diario israelí

Decenas de personas se manifiestan cuando se cuemplen tres años del secuestro del soldado israelí Gilad Shalit, frente a la Comisión Europea, en Bruselas (Bélgica), el 25 de junio de 2009. EFEtelecinco.es
Israel y el movimiento islamista Hamás, que gobierna de facto la franja de Gaza, han llegado a un acuerdo para intercambiar en los próximos días al soldado israelí Gilad Shalit por varios presos palestinos, informó hoy el diario "Haaretz".
Shalit, capturado hace tres años por milicias palestinas de Gaza, será transferido a Egipto como parte del intercambio, acordado hace dos días e impulsado por Estados Unidos, según el rotativo israelí, que cita fuentes diplomáticas europeas y palestinas.
A cambio de la liberación de Shalit, las autoridades israelíes dejarán en libertad a mujeres, adolescentes y miembros del Gobierno y Parlamento palestinos presos en el Estado judío.
La oficina de información del Gobierno de Israel declinó a Efe comentar la información publicada y confirmar la existencia de negociaciones con Hamás para un intercambio de presos.
Shalit fue capturado en junio de 2006, cuando tenía 18 años, y desde entonces no ha sido visitado por representantes de ninguna organización de derechos humanos.
Durante su cautiverio y con la ayuda de mediadores internacionales, se han enviado a su familia tres cartas suyas y un vídeo.
El alto cargo de Hamás Osama Al Muzini declinó ayer confirmar si el joven militar está vivo.
"La demente guerra en Gaza lo borró todo, así que no sabemos si Shalit está con vida o si ha muerto", aseguró Al Muzini en referencia a la ofensiva militar israelí contra la franja del pasado enero, que causó 1.400 palestinos muertos, en su mayoría civiles.