Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acusan a una anciana de 98 años de matar a una compañera de 100 en una clínica geriátrica

Un jurado de investigación en el estado de Massachusetts ha acusado a una mujer de 98 años de matar a su compañera de habitación, de 100 años, tras una discusión en una clínica geriátrica.
Según han indicado los fiscales del caso, el incidente ocurrió en septiembre de este año cuando Laura Lundquist mató a la centenaria Elizabeth Barrow tras una discusión.
Esta se inició debido a desacuerdos por una mesa que Lundquist había colocado junto a una cama en la habitación que ambas ocupaban en la clínica.
Según dijeron las autoridades, Barrow se había quejado de que la mesa obstruía su paso hacia el baño de la habitación.
La oficina del fiscal del condado de Bristol, manifestó que Barrow fue encontrada muerta con una bolsa de plástico atada a su cabeza. La autopsia reveló que había muerto por estrangulamiento.
Sin embargo, el abogado de Lundquist afirmó que en ningún momento su cliente estuvo involucrada en la muerte de Barrow.
Fuentes judiciales indicaron que un juez ha ordenado que Lundquist sea sometida a una evaluación y que si se determina que es mentalmente competente deberá ser sometida a un juicio por asesinato en segundo grado.