Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ahmadineyad critica nuevamente el papel de la OTAN en Libia y advierte de que no se haga lo mismo en Siria

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, ha criticado nuevamente la operación militar de la OTAN en Libia y ha advertido a Estados Unidos y sus aliados de que no cometan el mismo error en Siria, defendiendo que lo que tienen que hacer los gobiernos de todo el mundo es escuchar las demandas de su pueblo.
En un entrevista concedida a la CNN, Ahmadineyad ha subrayado que existe una "norma general" para todos los países, ya sea Irán, Siria, Estados Unidos, Europa o África, de que los gobiernos deben "escuchar a los pueblos" y deben "prestar atención a sus demandas".
"Nosotros pensamos que es la voluntad del pueblo la que debería prevalecer en todas partes. La justicia, la libertad y el respeto al pueblo, ese es el derecho de todos los países", ha subrayado.
En este sentido, ha lamentado que en Libia no se optara por una mediación internacional sino que la OTAN decidió actuar porque tenía "ambiciones" en los recursos libios. Por ello, ha subrayado que en el caso de Siria, "no debería haber injerencia exterior".
"Nadie debería interferir, todos deberíamos ayudar a que se llegue a un entendimiento" entre el Gobierno de Bashar al Assad y la oposición, ha subrayado, defendiendo que "ese es el mejor camino".
ESTADOS UNIDOS
Por otra parte, Ahmadineyad ha criticado duramente a Estados Unidos y le ha recomendado "como amigo" que revise su política puesto que es cada vez más "odiado" y se dé cuenta de que "la era del colonialismo ha terminado". "Estados Unidos es cada vez más débil y ahora son odiados en la región", ha afirmado, instando a a los países de la zona a no dejarse influenciar por las "presiones" de Washington.
El presidente iraní también se ha referido al complot desmantelado por Estados Unidos y presuntamente orquestado por Teherán para asesinar al embajador saudí en Washington, y ha negado nuevamente la implicación de su país. "¿Realmente necesitamos matar al embajador de un país hermano? ¿Cuál es la razón y el interés detrás de ello?", se ha preguntado. "Nunca tuvimos la intención de dañar a Arabia Saudí", ha asegurado.