Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Air Berlin pierde 315 millones en 2013 y anuncia un plan de reestructuración "sin tabúes"

La aerolínea, que recortó 900 empleos, no descarta nuevos ajustes de personal
Air Berlin cerró 2013 con unas pérdidas de 315,5 millones de euros, tras registrar un beneficio de 6,8 millones de euros un año antes, por lo que la compañía ha anunciado un plan de reestructuración "sin tabúes" para sobrevivir, que no descarta ajuste en el empleo.
"Aquí no va a haber tabúes, todo se revisará", ha anunciado el consejero delegado de Air Berlin, Wolfgang Prock-Shauer, quien ha ofrecido una rueda de prensa para anunciar el nuevo plan tras los malos resultados de la compañía, informó 'Berliner Zeitung'.
Este nuevo plan, será el segundo que aplicará la compañía alemana tras el conocido como 'Turbina' cuyas medidas han resultado "insuficientes", explicó el primer ejecutivo de la aerolínea alemana que continuará así con las medidas para ajustar sus costes, con un plan que no descarta "nuevas reducciones de personal".
Air Berlin recortó 900 puestos de trabajo, un 10% del total de 9.300 trabajadores que forma la plantilla, y redujo su flota otro 10%, pasando de 158 a 142 aviones --con un 14% menos de oferta--, en el marco de su programa 'Turbina', que incluye iniciativas para ahorrar 400 millones de euros a finales de 2014 y alcanzar así la rentabilidad.
"2013 fue muy decepcionante", subrayó Prock-Shauer, quién justificó estos resultados en un contexto muy desfavorable para el sector. El nuevo plan de ajuste, del que se conocerán más detalles en mayo, busca mejorar en 200 millones de euros el ahorro planificado.
La compañía aérea alemana, con sede en Berlín, redujo un 3% su facturación, hasta los 4.311 millones de euros con respecto a 2012.
El resultado operativo fue negativo y arrojó unos 'números rojos' de 231,8 millones de euros, frente a un resultado positivo de más de 70 millones de euros en comparación con 2012.
OBJETIVO: VOLVER A LA RENTABILIDAD.
El directivo confió en que Air Berlin encuentre un modelo de negocio y posicionamiento sostenido que devuelva a la compañía a su rentabilidad. "Nuestros inversores y nosotros creemos que Air Berlin tiene un futuro", señaló en referencia a su nuevo socio Etihad Airwways.
Etihad Airways, una aerolínea de Emiratos Árabes Unidos (EAU), se convirtió en diciembre en el mayor accionista de Air Berlin, con una participación del 29,2%, lo que llevará a ambas compañías a poner en marcha un código compartido en 36 destinos de la aerolínea alemana y en 24 de los de la de Emiratos, entre otras sinergias.