Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alemania apuesta por "trabajar en una solución política" y pide a Rusia "señales claras" de desescalada

La ministra de Defensa alemana, Ursula von der Leyen, ha apostado por "trabajar en una solución política a la grave crisis en Ucrania" y ha reclamado a Rusia "señales claras e inequívocas de desescalada", además de apelar a la prudencia y la contención de cara a la reunión que mantendrán los ministros de Exteriores de Estados Unidos, Rusia, Ucrania y la UE el jueves en Ginebra en busca de una salida al conflicto.
"Estamos aquí para trabajar en una solución política a la crisis seria en Ucrania y esperamos que Rusia haga todo para distanciarse de una mayor desestabillización de Ucrania", ha explicado la titular de Defensa alemana, a su llegada la reunión con sus homólogos de la UE.
"Lo que se necesita ahora son señales claras e inequívocas de desescalada", ha precisado Von der Leyen. La ministra de Defena alemana ha defendido que la participación del secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, al almuerzo con los Veintiocho en Luxemburgo es en su opinión "una fuerte señal de unidad" y ha reclamado "prudencia" y "contención" de cara a la cita de Ginebra.
Los ministros de Defensa de los Veintiocho abordarán este martes las implicaciones de la crisis en Ucrania para las capacidades militares europeas y la cooperación en defensa en presencia del secretario general aliado, en vísperas de que los países de la OTAN discutan opciones para reforzar la defensa colectiva a raíz de la crisis ucraniana tras la anexión rusa de Crimea.
La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, ya ha dejado claro que los Estados miembros deben avanzar "más rápido" en la mutualización de las capacidades militares tras la crisis ucraniana para obtener mayor rendimiento a los presupuestos de defensa, que han sufrido grandes recortes por la crisis económica.
La Agencia de Defensa Europea (EDA) presentará a los ministros sus ideas para promover un marco para la cooperación más sistemático y a largo plazo en defensa entre los Estados miembros y les informará del trabajo en marcha para avanzar en los proyectos de capacidades militares pactados por los líderes europeos en la cumbre para aumentar las capacidades de reabastecimiento en vuelo, los aviones no tripulados a distancia, los satélites de comunicación y la ciberdefensa.
En materia de reabastecimiento en vuelo, se espera que España, Países Bajos, Bélgica, Polonia y Noruega adquieran "entre ocho y diez" aviones y que decidan "hacia finales de este año" si se decantan por el Boeing KC-767 o el Airbus A330 MRTT para poder lanzar el contrato de adquisición conjunta "a mediados del próximo año", según una fuente de la EDA.
La EDA también espera que "probablemente para junio" se lance un proyecto para desarrollar un modelo europeo de drone o avión no tripulado de nueva generación. Francia ha indicado que estaría dispuesto a liderar el proyecto, pero hacen falta "al menos dos" países para lanzarlo.