Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Anunciada la formación de un nuevo grupo opositor, que se compromete a formar un Gobierno de transición

Haizam al Maleh, una de las figuras más veteranas de la oposición siria, ha afirmado este martes que la creación de una nueva coalición de opositores sirios independientes, que le ha solicitado la formación de un Gobierno en el exilio, que tendrá su base en El Cairo.
"Se me ha pedido que encabece un Gobierno de transición", ha dicho Al Maleh, que ha asegurado que comenzará el proceso de consultas "con la oposición en el interior y el exterior del país", según ha informado la cadena de televisión qatarí Al Yazira.
El nuevo grupo opositor ha recibido el nombre de Consejo de los Administradores de la Revolución y ha nacido tras una conferencia celebrada en El Cairo que se ha extendido durante tres días. Así, el grupo ha adoptado la capital egipcia como sede temporal antes de asentarse en Siria, aunque también tendrá ramas en Líbano, Turquía, Irak y Jordania.
Al Maleh es un abogado especializado en Derechos Humanos que permaneció varios años en la cárcel en el país árabe, aunque fue liberado poco antes del inicio del levantamiento después de que el presidente, Bashar al Assad, decretara una amnistía para todos los presos de más de 70 años de edad.
Las respuestas al anuncio no se han hecho esperar y el líder del Consejo Nacional Sirio (CNS), Abdelbaset Sida, ha manifestado que "el proceso de formar un Gobierno de transición es difícil y requiere las consultas con todos los miembros de la oposición, los rebeldes y el Ejército Libre Sirio (ELS)".
"Si cada grupo anuncia la formación de un nuevo Gobierno sin conversaciones, esto terminaría con una serie de gobiernos débiles que no representan a nadie y que no podrían hacer nada", ha valorado, en declaraciones concedidas a la agencia británica Reuters. "Nuestro objetivo es formar un Ejecutivo que represente y satisfaga a todos los miembros de la comunidad siria", ha remachado.
Por su parte, el jefe del ELS, Riad al Asaad, ha dicho que los líderes del nuevo grupo son "oportunistas que intentan dividir a la oposición y beneficiarse de los éxitos de los rebeldes".
Así, Al Asaad ha indicado que los políticos que han formado la nueva coalición "se han visto sacudidos por una fiebre de (...) conseguir posiciones para fundar un Gobierno de transición (...) para cabalgar sobre la revolución y mercadear con la sangre de los mártires", según ha informado la cadena de televisión emiratí Al Arabiya.
"En realidad, están intentando revivir el régimen de Al Assad tomando una decisión sin recurrir a la gente que ha derramado sangre y lágrimas para conseguir su independencia de la banda criminal de Al Assad", ha dicho.
Por último, ha apuntado que el anuncio de formar un Gobierno de transición está destinado principalmente "a satisfacer al (mundo) exterior mientras hace que los (grupos) internos luchan entre ellos para destruir la unidad de la gente al lado de la que está el ELS".