Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Asciende a 17 el número de muertos en combates entre 'yihadistas' y Hezbolá en el este de Líbano

El balance de muertos en los combates que han estallado este domingo en el este de Líbano entre 'yihadistas' y miembros de Hezbolá ha ascendido a 17, entre ellos catorce insurgentes y tres combatientes del partido-milicia chií.
Los 'yihadistas' han atacado la zona fronteriza y dos posiciones de Hezbolá cerca de Brital y Nahlé, según han informado fuentes del aparato de seguridad libanés en declaraciones al diario 'The Daily Star'. El tiroteo resultó en la muerte de combatientes de ambos bandos y en la captura de cinco 'yihadistas'.
Fuentes de Hezbolá han confirmado el ataque en la región siria de Qalamun y han informado de que los 'yihadistas' lograron en un primer momento tomar su objetivo en Brital, pero los milicianos de Hezbolá consiguieron hacerse de nuevo con la plaza.
"Todos los combates transcurren dentro de territorio sirio porque los milicianos están intentando hacerse con una cabeza de playa en Qalamun, donde su presencia es débil, ha explicado la fuente. "Atacan esporádicamente", ha añadido.
Hezbolá intenta expulsar a los 'yihadistas' que se han instalado en las laderas de las montañas de Qalamun, dominando así Brital. "Parece que se están preparando para atacar sus escondites en las laderas", ha indicado otra fuente en declaraciones al citado diario.
En los últimos meses, varios grupos extremistas, entre ellos las Brigadas Abdulá Azzam y el Frente al Nusra, han reclamado varios atentados con coche bomba en Líbano. Estos grupos han amenazado en reiteradas ocasiones con atacar a Hezbolá por su participación en el conflicto sirio del lado de las fuerzas gubernamentales.
El partido-milicia ha mantenido durante el conflicto en Siria su apoyo al presidente, Bashar al Assad, y ha abogado públicamente por la resolución política del conflicto y por la introducción de reformas democráticas en el país.
Sin embargo, en los últimos meses ha participado junto a las fuerzas de seguridad sirias en varios combates contra grupos opositores armados. La intervención del grupo en el conflicto supuso una violación de la Declaración de Baabda, firmada por todas los partidos políticos del país, que estipula la neutralidad de Líbano ante los eventos en la región, limitando su papel al control de la frontera y el tráfico de armas y combatientes.