Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Asciende a ocho el número de muertos en los enfrentamientos en el campo de refugiados palestino de Sidón

Al menos ocho personas han muerto y diez más han resultado heridas en los enfrentamientos registrados este lunes entre facciones palestinas rivales en el campo de refugiados de Mieh Mieh, a las afueras de la ciudad libanesa de Sidón.
Los miembros de un grupo denominado Ansar Alá, liderado por Jamal Suleiman, atacaron este mediodía la sede de un grupo rival liderado por Ahmad Rashid Adwan, antiguo miembro del partido Al Fatá, según ha informado el diario libanés 'The Daily Star' en su edición digital citando fuentes del aparato de seguridad libanés.
En un primer momento murieron Adwan y su guardaespaldas, Ahmad Souri, y posteriormente dos hermanos de Adwan, Rashid y Jaled. Después se desató un tiroteo entre ambas partes con lanzamiento de granadas autopropulsadas que duró más de dos horas, hasta las 15.00 horas.
El Ejército libanés ha respondido desplegando un contingente alrededor del campo, en cuyo territorio la seguridad es responsabilidad de las autoridades palestinas. Todas las entradas del campo fueron cerradas.
Una delegación de los Comités de Resistencia Popular se desplazó hasta Mieh Mieh y negoció con Ansar Alá un alto el fuego y después facilitaron la evacuación de la sede del grupo de Adwan.
Un responsable de las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa, Munir al Maqdah, ha destacado que la violencia tiene su origen en una disputa entre miembros de ambos grupos. "Había una disputa personal de hace diez años y muchas facciones habían intentado sin éxito resolverla", ha indicado Al Maqdah en declaraciones a la agencia de noticias estatal, NNA.
Al Fatá y varias facciones islamistas compiten por el control del campamento de Mieh Mieh y el de Ain al Hilweh, dos de los doce campamentos de refugiados palestinos en Líbano que alojan en total a unos 200.000 palestinos.
Las tensiones en los campamentos de refugiados y dentro de Líbano se han visto exacerbadas por la guerra en la vecina Siria, donde el partido milicia chií libanés Hezbolá ha decidido apoyar a las fuerzas del presidente sirio, Bashar al Assad con combatientes.