Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al Assad rompe la promesa hecha a Ban Ki Moon de terminar con las operaciones militares

Las fuerzas de seguridad sirias han abatido a al menos 20 manifestantes este viernes pese a que el presidente del país, Bashar al Assad, asegurara al secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, el miércoles que las operaciones militares y policiales habían terminado.
Según la televisión estatal siria, las muertes en Ghabaghab fueron obra de hombres armados que atacaron un puesto policial, matando a un policía y a un civil e hiriendo a otros dos. Asimismo, el medio oficial ha informado de otra persona abatida por hombres armados en Harasta, cerca de Damasco.
"Bye bye Bashar, nos vemos en La Haya", han coreado hoy los manifestantes en Homs (centro), en alusión al informe presentado ayer por investigadores de la ONU que consideran que el régimen habría cometido violaciones de los Derechos Humanos y que por tanto el caso podría ser abordado por el Tribunal Penal Internacional (TPI).
La mayoría de las víctimas se produjeron en la provincia de Deraa, en el sur, donde comenzaron las protestas contra al Assad a mediados de marzo. Un activista local ha señalado que 18 personas han sido abatidas en esta provincia, ocho de ellas en Ghabaghab, cinco en Hirak, cuatro en Injil y una en Nawa, mientras que decenas más resultaron heridas.
Por su parte, el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos ha informado de dos muertos en el distrito de Bab Amro, en Homs.
"El pueblo quiere la ejecución del presidente", han gritado por su parte los manifestantes en la provincia de Idlib, en el norte, lo que pone de manifiesto la creciente antipatía que genera Al Assad entre los sirios, puesto que hasta ahora en general se había pedido su renuncia.