Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al Assad ve factible formar un gobierno de unidad en Siria en el que esté la oposición

El presidente sirio, Bashar al Assad, ha considerado este miércoles factible la formación de un Gobierno de unidad nacional que incluya a la oposición y cuya principal misión sea la elaboración de una nueva Constitución.
En una entrevista concedida a la agencia rusa RIA Novosti, Al Assad ha considerado que la formación de dicho gobierno podría acordarse en el marco de las conversaciones de paz de Ginebra, cuya siguiente ronda está prevista para el 10 de abril.
El presidente sirio ha dejado claro que cualquier transición debe enmarcarse en la actual Constitución del país, incidiendo en que la noción de periodo de transición "no existe".
"El periodo de transición debe inscribirse en la Constitución actual y adoptaremos una nueva después de que la vote el pueblo sirio", ha explicado, aclarando que antes de que llegue este momento "podemos ocuparnos del Gobierno".
"El organismo de transición o lo que determina el formato de la transición es un Gobierno formado por diferentes fuerzas políticas sirias: opositoras, independientes, pertenecientes al Gobierno actual y otras", ha puntualizado.
El principal objetivo de este Gobierno sería, ha añadido, "elaborar una Constitución, luego presentarla a los sirios para que la voten y más tarde asegurar el traspaso a la nueva Carta Magna". "Por lo tanto, la solución consiste en crear un Gobierno de unidad nacional que elaborará la nueva Constitución", ha resumido.
En opinión de Al Assad, el formato de un nuevo Gobierno sirio se debe acordar en Ginebra. "El objetivo de las negociaciones de Ginebra consiste en acordar el formato de este Gobierno mediante el diálogo intersirio".
El presidente ha reconocido que no todas las partes sirias aceptan esta decisión pero "algunos ya están de acuerdo". "Cuando todos aprobemos esta idea diremos cómo se llevará a la práctica", ha añadido, afirmando que lo lógico sería que en él estuvieran "presentes las fuerzas independientes, de la oposición, y las fuerzas leales al Estado".
Asimismo, ha precisado que el actual Parlamento "no desempeñará ningún papel en este proceso que llevaremos a cabo nosotros y la oposición desde el extranjero". "El Consejo Popular controla el trabajo del Gobierno pero en Siria no lo nombra", ha explicado.