Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Once muertos y veintiún heridos por una serie de atentados suicidas en Irak

Al menos 11 personas han muerto y otras 21 han resultado heridas por una cadena de atentados suicidas perpetrada en una fábrica estatal situada al norte de la capital de Irak, Bagdad, según han informado fuentes policiales.

El ataque comenzó sobre las 05.00 de la madrugada ­­ hora peninsular española ­­ cuando un coche bomba con un terrorista suicida al volante hizo explosión a las puertas de la fábrica, situada en Taji.
Sin embargo, la detonación fue el prolegómeno del verdadero asalto: seis terroristas suicidas con chalecos explosivos irrumpieron en la entrada y comenzaron un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad. Se desconoce si todos abatidos o consiguieron activar su carga explosiva.
En cualquier caso, el ataque ha causado grandes daños materiales. Un portavoz del Mando de Operaciones de Bagdad ha confirmado que tres de los depósitos de gas de la fábrica están ardiendo, según las primeras informaciones.
Estos atentados prolongan una semana negra en Bagdad después de la muerte de al menos 80 personas como consecuencia de tres atentados suicidas reivindicados por la organización terrorista Estado Islámico.