Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aumentan a diez los muertos por el choque de dos trenes en Baviera

Por el momento se desconocen las causas del siniestro, ocurrido en una zona de vía única
Al menos diez personas han muerto este martes como consecuencia del choque frontal de dos trenes de pasajeros registrado a primera hora de esta mañana en la región de Baviera, en el sur de Alemania, según el último balance ofrecido por las autoridades, que también han informado de que hay una persona desaparecida.
Además, hay 18 heridos graves y 90 leves como consecuencia del choque frontal de los dos trenes, ocurrido cerca de la localidad de Bad Aibling. Entre los fallecidos figuran los dos conductores de los trenes, según las últimas informaciones. En el lugar del siniestro continúan las labores de rescate, en las que están participando unos 500 efectivos.
A bordo de los dos trenes regionales de la compañía Meridian viajaban unas 150 personas, ha indicado el jefe de la Policía de Rosenheim, Robert Kopp, que ha resaltado que al ser festivo por Carnaval viajaban muchos menos viajeros de lo que es habitual.
Según ha explicado en la rueda de prensa celebrada en el Ayuntamiento de Bad Aibling el ministro del Interior bávaro, Joachim Herrmann, los dos trenes debían coincidir en la estación de Kolbemoor, sin que esté claro por qué se ha producido un cambio en el horario previsto que ha ocasionado la colisión en una zona de vía única.
Por su parte, el ministro de Transporte alemán, Alexander Dobrindt, ha visitado el lugar del accidente, donde ha lamentado que se trata de un día trágico para el transporte en Alemania. Según ha dicho, ambos trenes chocaron a gran velocidad, probablemente de unos 100 kilómetros por hora dado lo permitido en la zona.
El ministro ha precisado que los dos maquinistas no han podido verse con antelación, ya que el choque se ha producido en una curva. Dobrindt ha elogiado la actuación de los servicios de emergencia y ha resaltado que los bomberos han llegado tres minutos después de la colisión.
El titular de Transporte ha pedido no especular sobre la posible causa del siniestro, aunque se ha referido al hecho de que el sistema que provoca la parada automática de los trenes a su paso por la señal. Según Dobrindt, los trenes cuentan con tres cajas negras, dos de las cuales ya han sido recuperadas. "Tenemos que esperar a los resultados de la evaluación, cualquier otra cosa sería especular", ha subrayado.
En la citada rueda de prensa, el responsable de Deutsche Bahn (DB) para Baviera, Klaus-Dieter Josel, ha precisado que el citado sistema de seguridad PZB fue sometido a revisión técnica el pasado otoño durante una semana en Bad Aibling y no se detectó ningún problema.
La colisión frontal ha provocado que algunos de los vagones hayan descarrilado, por lo que ha quedado suspendido el tráfico en la línea entre Holzkirchen y Rosenheim. Meridian ha informado de que ha puesto a disposición de sus pasajeros autobuses para poder llegar a sus destinos.
MERKEL, "CONSTERNADA"
La canciller de alemana, Angela Merkel, ha dicho estar "consternada" por lo ocurrido y ha ofrecido sus condolencias a los familiares de los fallecidos, así como su apoyo para las decenas de personas que han resultado herido. Merkel ha agradecido el "incansable" trabajo de los servicios de emergencia.
La situación está siendo "seguida de cerca" por la Comisión Europea y por la Agencia Europea de Ferrocarriles (ERA, por sus siglas en inglés), según ha informado a través de una red social la comisaria responsable de Transportes, Violeta Bulc.
"Lamento la trágica pérdida de vidas en la colisión de trenes en el sur de Alemania. La Comisión y la ERA siguen la situación muy de cerca", ha expresado en una breve declaración al poco de conocerse la noticia del siniestro.