Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un ministro de Australia dice que la acogida humanitaria provocará la llegada de refugiados "analfabetos"

El ministro australiano de Inmigración, Peter Dutton, ha advertido este miércoles de que la acogida humanitaria llevará al país a una oleada de refugiados "analfabetos y negados", ante una propuesta presentada por el partido de Los Verdes para incrementar la entrada de inmigrantes en el país.
Tras un renovado debate sobre la solicitud de asilo en Australia y la posible flexibilización de políticas en materia de protección de fronteras, Los Verdes han propuesto elevar la entrada de refugiados de los 14.000 a 50.000 personas por año.
En este contexto, Dutton ha advertido de que esta medida tendría cierto coste y que ejercería presión sobre los servicios sanitarios, además de suponer un problema en la integración de los recién llegados a la sociedad australiana.
"Mucha gente no está alfabetizada en su propio idioma, por no decir ya en inglés, y esto es una dificultad", ha asegurado el ministro de Inmigración. "Ahora, esta gente cogerá los trabajos de los australianos, de eso no hay duda", ha explicado.
"Y otros estarán desempleados y se marchitarán en las colas del paro y en el servicio sanitario y el resto. Por lo que supondrá un alto coste y no tiene sentido que lo endulcemos: ese es el escenario", ha añadido, según declaraciones recogidas por la cadena de televisión ABC.
La oposición ha criticado estos comentarios, que consideran que disgustarán a la población refugiada en el país, y han exigido una disculpa al ministro. En particular, el laborista Bill Shorten ha criticado estos comentarios que, desde su punto de vista, "no sólo insultan a los refugiados", sino que también lo hace a los "millones de inmigrantes que han contribuido a hacer de Austrlia un verdadero gran país".
En defensa del titular de la cartera de Inmigración ha salido el primer ministro, Malcolm Turnbull, que ha definido a Dutton como un "ministro de Inmigración excepcional".
"No es una crítica", ha explicado ante la prensa. "La gente que viene de áreas en guerra, del cuerno de África y de otros lugares del mundo, por supuesto que algunos han estado, pero muchos de ellos no han estado nunca empleados. Muchos no tienen mucha educación. Muchos son analfabetos en sus propios idiomas", ha añadido.