Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ayuntamiento de Lille prohíbe una marcha zombi en plena psicosis de los payasos

El Ayuntamiento de Lille, en el norte de Francia, ha prohibido una concentración de disfraces de zombis prevista para el próximo sábado por motivos "de orden público", después de que en los últimos días se hayan disparado la aparición de payasos armados en varias ciudades del país.
El teniente de alcalde de Lille, Jacques Richir, ha asegurado que el temor a los payasos "no ha sido el elemento determinante" para prohibir la Zombie Walk del 1 de noviembre, pero los organizadores de la concentración sí han atribuido la decisión del Ayuntamiento al "ruido" mediático de los últimos días.
En este sentido, el portavoz de la asociación Les Hyènes (Las Hienas), de nombre Patrick, ha vinculado la suspensión con las últimas agresiones en Nord-Pas-de-Calais, informa 'Le Figaro'. Un hombre ha sido condenado a seis meses de cárcel en esta región por amenazar con un arma ficticia a peatones mientras iba disfrazado como un payaso.
La Policía difundió un comunicado el 24 de octubre en las redes sociales para reprochar los comportamientos "dañinos" y los "problemas de orden público" generados en las últimas semanas. Las autoridades recordaron que portar un arma en la vía pública "es un delito castigado con penas de prisión" e instaron a la población a denunciar cualquier actividad sospechosa.
A la presencia de payasos en la vía pública se ha sumado también la de grupos ciudadanos contrarios a esta moda y que no dudan en recurrir igualmente a bates o cuchillos para establecer patrullas en localidades como Burdeos, Fréjus o Sarrebourg. Las fuerzas de seguridad ya han detenido a varios miembros de estos 'grupos de autodefensa' que abogar por dar "caza a los payasos", informa 'Le Monde'.