Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

BP reconoce haber manipulado una foto que exagera su actividad en el Golfo

BP reconoció esta madrugada haber puesto en su página web una foto manipulada que exagera la actividad en sus instalaciones en la ciudad de Houston (Texas, sur de Estados Unidos), desde las que dirige la respuesta al derrame de crudo en el Golfo de México.
La imagen, que se colocó en la página web durante el fin de semana, muestra a varios trabajadores observando diez pantallas gigantes en las que aparecen imágenes submarinas del vertido.
El portavoz de la multinacional ha reconocido que dos de las pantallas estaban de hecho en blanco en la fotografía original y señaló que un fotógrafo de la empresa utilizó el programa Photoshop para añadir imágenes adicionales.
Dean mencionó que la compañía colocó la fotografía original el lunes después de que el blog Americablog informase sobre las diferencias entre las dos fotografías.
Según la empresa petrolera responsable del vertido, el fotógrafo quería mostrar su habilidad con Photoshop y carecía de mala intención.
El portavoz asegura que BP ha dado la orden de que se use ese programa de edición fotográfica sólo para cosas como corregir el color o eliminar el brillo.
Americablog, la bitácora que descubrió el problema, cuestiona hoy la respuesta de BP al señalar que "es difícil creer que el fotógrafo, un profesional con más de 10.000 fotos en internet, haya hecho el trabajo de photoshop".
Según el blog, la alteración está tan mal hecha que es difícil creer que ningún fotógrafo profesional le haya dado el visto bueno y, mucho menos, que la haya hecho él.
El vertido en el Golfo de México comenzó tras la explosión el 20 de abril de una plataforma operada por BP y su posterior hundimiento.
Desde esa fecha y hasta la semana pasada, se han expulsado entre 35.000 y 60.000 barriles de petróleo a las aguas del Golfo y provocado la mayor catástrofe ecológica en la historia de Estados Unidos.