Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ban confía en que la reapertura de Kaesong facilite la reanudación de las conversaciones sobre desnuclearización

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha confiado en que el acuerdo para la reapertura del complejo industrial que las dos Coreas comparten en la localidad de Kaesong sirva como "catalizador" para la reanudación de las conversaciones a seis bandas sobre desnuclearización.
"Confío en que el reciente acuerdo para la reapertura de Kaesong sea solo el primer paso hacia la normalización del diálogo", ha dicho en la rueda de prensa que ha ofrecido este martes tras la inauguración de la 68º sesión plenaria de la Asamblea General de Naciones Unidas.
Ban se ha mostrado consciente de que la normalización de las relaciones entre Seúl y Pyongyang "será un proceso largo", pero ha insistido en valorar "que las dos partes hayan empezado a centrarse en cuestiones de interés común", según la agencia de noticias Yonhap.
El jefe de la ONU ha reiterado su disposición a "jugar un papel, si es necesario, en la promoción de la paz y la estabilidad en la península coreana". "Si hay oportunidad de ayudar a la reconciliación, incluso con mi visita a Pyongyang, la aprovecharé", ha aseverado.
En concreto, el ex ministro de Exteriores de Corea del Sur ha confiado en que, tras el acuerdo de Kaesong, se reanuden las conversaciones en las que participan, además de Seúl y Pyongyang, Japón, China, Rusia y Estados Unidos para la desnuclearización de la península coreana.
Las conversaciones a seis bandas comenzaron en 2003 con el objetivo prioritario de cancelar el programa norcoreano, pero se suspendieron abruptamente a finales de 2008 a causa de la violación de los acuerdos alcanzados hasta ese momento por el régimen comunista.
Los contactos para reanudar las negociaciones multilaterales se intensificaron el pasado mes de mayo, cuando el enviado especial de Corea del Norte a China, Choe Ryong Hae, anunció la disposición de su Gobierno a retomarlas, aunque dicho anuncio todavía no se ha materializado.
CIERRE DE KAESONG
El Gobierno de Kim Jong Un anunció el pasado 3 de abril que a partir de ese momento prohibiría la entrada a Kaesong de los trabajadores surcoreanos, y dio hasta el 10 de abril para evacuar a los 800 que entonces se encontraban en el complejo industrial.
Apenas cinco días después, Corea del Norte anunció la suspensión "temporal" de las actividades en Kaesong y la retirada de todos sus trabajadores para "analizar la situación y determinar si se autoriza su existencia o se cierra".
Finalmente, tras seis rondas de contactos en julio, el 14 de agosto las dos Coreas acordaron reabrir Kaesong, aunque con algunas modificaciones, como su internacionalización, para evitar otro cierre unilateral. El complejo industrial reanudó sus actividades el lunes.
El complejo industrial se encuentra en la región administrativa de Kaesong, en Corea del Norte, a unos diez kilómetros de la frontera común. Desde 2004, cuando abrió sus puertas, 123 empresas surcoreanas se han asentado allí para dar trabajo a 54.000 norcoreanos.
Kaesong es uno de los escasos ejemplos de cooperación entre las dos Coreas, que técnicamente se encuentran en guerra, ya que tras tres años de combates se limitaron a firmar un armisticio para poner fin a las hostilidades, en lugar de un acuerdo de paz.
ACERCAMIENTO BILATERAL
Desde junio, las dos Coreas están inmersas en un diálogo para resolver cuestiones pendientes y frenar la escalada de tensión de los dos últimos años, en los que el Norte ha realizado su tercera prueba nuclear, ha lanzado varios misiles y ha amenazado con atacar al Sur y Estados Unidos.
Al acuerdo sobre Kaesong, han seguido el alcanzado para la reagrupación de las familias separadas por la guerra coreana (1950-1953) y la propuesta de Corea del Sur de reanudar las visitas turísticas al monte Kumgang.