Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ban, satisfecho con la finalización de los trabajos de destrucción del arsenal químico sirio en el 'Cape Ray'

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha expresado este miércoles su satisfacción con la finalización de los trabajos de destrucción de las 600 toneladas de agentes químicos procedentes del arsenal sirio a bordo del barco estadounidense 'Cape Ray'.
Así, y tras describir el hecho como "un logro significativo en los esfuerzos de la comunidad internacional para eliminar el programa de armas químicas de Siria", ha aplaudido "la cooperación del Gobierno sirio", así como a los países que "aportaron un apoyo crucial en este proceso".
Por otra parte, ha solicitado a Damasco que "aproveche este hito histórico para garantizar la completa eliminación de su programa de armas químicas, incluida la destrucción de las instalaciones de producción pendientes".
Las palabras de Ban han llegado un día después de que la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPCW) informara de la finalización de los trabajos. Entre los agentes químicos destruidos había 581 toneladas de un precursor utilizado par fabricar gas sarín y 19,8 toneladas de gas mostaza listo para su uso.
Siria accedió en octubre a destruir todo su arsenal químico en aplicación del acuerdo alcanzado entre Estados Unidos y Rusia y tras las amenazas militares de Estados Unidos por el ataque con gas sarín perpetrado el 21 de agosto de 2013 en las cercanías de Damasco.
El Gobierno estadounidense y otros países occidentales atribuyeron este ataque al Gobierno, pero tanto Rusia como Siria acusaron de él a los rebeldes. El acuerdo obligaba a Siria a inhabilitar todas sus instalaciones de producción y elaboración de armas químicas antes del 1 de noviembre de 2013. Asimismo, para el 30 de junio de 2014 debería quedar destruido o entregado todo el arsenal químico del país.