Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ban presentó sus respetos a Mandela en su primera visita oficial a Sudáfrica

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, visitó hoy en Johannesburgo al ex presidente de Sudáfrica y Premio Nobel de la Paz, Nelson Mandela, para "presentarle mis respetos y manifestarle mi admiración", por su lucha para "asentar la democracia en su país".
En declaraciones a un grupo de periodistas internacionales, Ban dijo en Pretoria que el encuentro había supuesto para él "un gran honor y una oportunidad única de conocer personalmente" a Mandela, símbolo de la lucha contra el régimen segregacionista del "apartheid".
Antes de su encuentro con Mandela, Ban, había recordado el "especial compromiso" de Naciones Unidas con la lucha contra el "apartheid" durante los años en que Sudáfrica estuvo sometida a graves sanciones y al aislamiento internacional.
Para Ban, los próximos comicios, los cuartos desde que Mandela fue elegido el primer presidente negro de Sudáfrica en 1994, tras el fin del "apartheid", son una oportunidad para que el país "demuestre al mundo que ha consolidado su democracia".
Además de la emotiva visita a Mandela, Ban se entrevistó con el líder del gobernante Congreso Nacional Africano (CNA) y candidato favorito a la Presidencia en los comicios del próximo abril, Jacob Zuma, quien aseguró al secretario de la ONU que las elecciones serán totalmente respetuosas con la Constitución sudafricana.
Zuma, que está procesado por corrupción, señaló que Ban "no tiene porque preocuparse por las elecciones de Sudáfrica, porque nada va a salir mal", según dijo a los periodistas.
Para Zuma, la reunión con el jefe ejecutivo de Naciones Unidas fue "absolutamente maravillosa" y se comprometió a que, con el nuevo Gobierno, si él lo encabeza, seguirían los compromisos de Sudáfrica con la ONU, a la que, entre otras cosas, aporta tropas para los "cascos azules" en varios países africanos.
Asimismo, el secretario de la ONU se entrevistó con el ex presidente sudafricano Thabo Mbeki, quien, tras haber mediado para la formación de un Gobierno de unidad nacional en Zimbabue, hundido en una crisis política, económica y humanitaria, ahora dirigirá una comisión para intentar buscar salidas al conflicto de Sudán.
Mbeki, en nombre de los países africanos, buscará en el Tribunal Penal Internacional (TPI) un aplazamiento para el posible proceso por crímenes de guerra en Darfur contra el presidente de Sudán, Omar Hasan al Bachir, con el fin de calmar la situación del país.
Con estas entrevistas, Ban dio por finalizado el programa oficial de su visita a Sudáfrica, en la que esta mañana se entrevistó con el presidente, Kgalema Motlanthe.
Mañana, el secretario general de Naciones Unidas saldrá hacia Tanzania, segunda etapa de un viaje que le llevará más tarde a la República Democrática del Congo (RDC), Ruanda y Egipto.
En Kinshasa y Kigali, Ban, según dijo, intentará "estabilizar" las relaciones entre el presidente del Congo, Joseph Kabila, y el de Ruanda, Paul Kagame, pues todavía existe "mucha incertidumbre", pese a la notable mejora de la relación en los últimos meses.
El viaje finalizará en Egipto, donde Ban Ki-moon inaugurará el 2 de marzo la Conferencia Internacional de Apoyo a la Economía Palestina, destinada a ayudar a la reconstrucción de Gaza.