Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ban expresa su tristeza por la oleada de violencia electoral y pide moderación a las partes

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha expresado este lunes su tristeza por la oleada de violencia que ha sacudido la jornada electoral en Bangladesh, hechos que ha tildado de "inaceptables", y ha pedido moderación a todas las partes.
"Ban lamenta que los partidos no alcanzaran el tipo de acuerdos que podrían haber generado unos comicios pacíficos e inclusivos", ha indicado su portavoz a través de un comunicado. En el mismo, el secretario general de la ONU ha abogado por conseguir un "ambiente pacífico" y que se respete la libertad de expresión y asamblea de la población.
"Naciones Unidas continuará apoyando los procesos democráticos en el país en línea con los principios de inclusividad, no violencia, reconciliación y diálogo", ha remachado Ban, quien ha pedido a los líderes políticos que satisfagan las expectativas de la población en favor de un proceso político inclusivo.
Este mismo lunes, la primera ministra de Bangladesh, Sheij Hassina, ha abierto la puerta a la convocatoria de nuevas elecciones si sus rivales políticos ponen fin a una violencia, que se ha cobrado más de una veintena de vidas desde el domingo.
La Liga Awami, el partido gobernante, logró la mayoría absoluta en las elecciones generales del domingo, marcadas por el boicot de la principal formación opositora, el Partido Nacionalista de Bangladesh (BNP) de la exprimera ministra Jaleda Zia.
El boicot electoral convocado por Jaleda Zia, que permanece bajo arresto domiciliario, radica en la negativa de su rival histórica de formar un Gobierno en funciones para supervisar los comicios, como era tradición hasta ahora. Hasina argumentó que este sistema había fracasado en el pasado.
Los datos preliminares conceden a la Liga Awami dos terceras partes del Parlamento. La participación, uno de los datos con los que podría medirse éxito del boicot, rondará el 30 por ciento, según ha avanzado un grupo de observación. En elecciones de 2008, la participación fue del 83 por ciento.