Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bélgica pedirá autorización al Parlamento para ampliar a Siria sus ataques aéreos contra Estado Islámico

El Gobierno belga pedirá autorización al Parlamento para ampliar a Siria los ataques aéreos contra Estado Islámico que realiza en Irak con cuatro aviones de combate F-16, "dentro de la misma lógica" que Países Bajos y Dinamarca.
"He anunciado que iremos al Parlamento para tener un debate, porque creo que no podemos limitarnos a acciones en Irak sin hacer acciones más allá de la frontera cuando grupos terroristas cruzan las fronteras", ha explicado el ministro de Exteriores belga, Didier Reynders, en una entrevista con la cadena RTL en el marco de su visita a Líbano.
El jefe de la diplomacia belga ha recordado que "los holandeses ya han tomado esta decisión, los daneses también" y ha defendido que Bélgica está "en la misma lógica" de buscar ampliar sus operaciones a Siria. "Ya acompañamos (dando escolta naval) las operaciones del portaaviones francés en el Mediterráneo, el Charles de Gaulle", ha recordado.
"Creo efectivamente que debemos ampliar nuestra acción en Irak a Siria", ha concluido, tras recordar que "los diputados (belgas) desean incluso que vayamos más lejos a Libia".
También ha defendido "la solidaridad de Bélgica" con los refugiados pero ha rechazado que el país se convierta en "un país de tránsito para la gente que no tiene el estatus de refugiado o que no pueda obtenerla".
"Cuando vemos los problemas que plantean los refugiados en nuestra casa, aquí la situación es dramática", ha asegurado el jefe de la diplomacia belga, tras recordar que Líbano acoge a más de un millón de refugiados sirios y cuenta con una población total de cuatro millones.
"Tenemos que acoger en las mejores condiciones posibles a aquellos que cumplen las condiciones. Es nuestro deber legal y moral, pero también retornar a su país de origen a aquellos que no cumplen las condiciones", ha concluido.