Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Berlusconi descalifica a una rival política asegurando que no puede ser madre y alcaldesa

El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi ha descalificado la potencial candidatura a la Alcaldía de Roma de una embarazada asegurando que una mujer no puede ser madre y alcaldesa a la vez, ya que se trata de una labor "difícil" que requiere estar "14 horas al día en la oficina".
El candidato de Forza Italia para Roma, Guido Bertolaso, instó a una posible candidata del partido Hermanos de Italia, Giorgia Meloni, a "ser madre" en lugar de presentarse al Ayuntamiento. Meloni dará a luz en verano, después de las elecciones previstas para el mes de junio.
Berlusconi ha salido en defensa de Bertosalo y ha cuestionado la capacidad de una mujer para compatibilizar la maternidad con las responsabilidades políticas. "Ser alcalde de Roma implica estar 14 horas al día en la oficina", ha dicho en una entrevista a la RAI, al referirse a un trabajo que considera "terrible".
El actual primer ministro, Matteo Renzi, también ha sido preguntado por esta polémica y ha respondido con un "absolutamente sí" a la posibilidad de que una mujer sea madre y alcaldesa al mismo tiempo, según el periódico 'Il Corriere della Sera'.
La polémica se suma a otras de carácter también sexista que han sacudido esta precampaña electoral en Italia. El domingo, la candidata del Movimiento Cinco Estrellas en Milán, Patrizia Bedori, se retiró de la carrera tras ser criticada por su aspecto físico.
"¿Cuándo se le ha pedido a un candidato hombre que se retire porque no es telegénico? ¿O porque necesita ser padre?", ha criticado la ministra de Reformas Constitucionales, Elena Boschi, en su cuenta de Twitter, en un gesto de "solidaridad" con Bedori y Meloni.
El observatorio político Openpolis ha calculado que sólo el 14 por ciento de las ciudades italianas tienen por alcalde a una mujer y ninguna de ellas tiene más de 300.000 habitantes. Los sondeos, sin embargo, sitúan como favorita para el caso de Roma a Virginia Raggi, del Movimiento Cinco Estrellas.