Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bolivia entrega a Brasil toda la documentación del caso Soza para que sea deportado

La Fiscalía boliviana ha entregado este martes al Consejo Nacional del Refugiado (Conare) de Brasil toda la documentación del caso contra el ex fiscal Marcelo Soza, acusado de corrupción, para conseguir que sea deportado.
El fiscal general, Ramiro Guerrero, ha informado de que el Ministerio Público ha entregado al Conare, a través del Ministerio de Exteriores, los expedientes de los procesos penales pendientes contra Soza en Bolivia.
"De acuerdo con la documentación adjunta, se establece que el ex fiscal, según la legislación boliviana, aparentemente habría cometido delitos comunes y no de carácter político", ha dicho el Ministerio Público en un comunicado.
En consecuencia, ha solicitado "determinar la pérdida, en primera instancia, de la condición de refugiado provisional de Soza y, posteriormente, resolver la negación de esa condición", ha informado el diario boliviano 'La Razón'.
El Conare deberá tomar una decisión sobre la continuidad de Soza como refugiado político en territorio brasileño o su entrega a las autoridades bolivianas, una vez analizada esta documentación.
El pasado 11 de marzo Soza entró en Brasil con una petición de refugio argumentando que es víctima de una "persecución política" por su implicación en el caso terrorismo, que se remonta a 2009, cuando las fuerzas bolivianas llevaron a cabo un operativo contra el supuesto líder terrorista Eduardo Rozsa en el Hotel Las Américas de Santa Cruz, en el que murieron éste y dos de sus cómplices.
Las autoridades bolivianas han acusado al ex fiscal de extorsionar a los testigos del caso para que implicaran en este supuesto entramado terrorista a líderes políticos y sociales de Santa Cruz, algo que Soza ha negado.
Por su parte, el presidente boliviano, Evo Morales, ha considerado que Soza "es un delincuente confeso". "Si uno no tiene nada (que ocultar), no huye. Cualquiera que escape de la Justicia, es un delincuente confeso", ha dicho.