Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas y BCE confirman que España ha relajado la consolidación fiscal

Recomiendan a las entidades bancarias que estén preparadas por la sentencia sobre cláusulas suelo
La Comisión Europea y el Banco Central Europeo (BCE) han confirmado que España relajó en 2015 su consolidación fiscal tras los "considerables" ajustes estructurales aprobados los años anteriores, según aseguran las conclusiones del quinto informe postprograma del rescate bancario elaborado por las dos instituciones.
Las dos instituciones han publicado este viernes el estudio, del que ya informaron a mediados de abril sobre sus principales conclusiones. En análisis se produce tras la visita a España de los servicios tanto de Bruselas como del BCE entre el 11 y el 13 de abril.
"Tras un considerable ajuste estructural en 2012-2013, el esfuerzo de consolidación fiscal se relajó. En 2015 España ha adoptado una política fiscal expansiva que ha revertido parte del ajuste estructural implementado en años anteriores", reza el documento.
En esta línea, el texto recuerda que la mayoría de las comunidades autónomas y la Seguridad Social no cumplieron con sus objetivos presupuestarios y que no se han aprovechado los "beneficios inesperados" fruto del crecimiento dinámico y del entorno de tipos de interés bajos para "acelerar la reducción del déficit".
De cualquier forma, el informe subraya que los recortes presupuestarios anunciados este año por el Ejecutivo a nivel nacional y el control de gasto a nivel autonómico pueden contribuir a reducir el déficit público "si son totalmente implementados".
"INDERTIDUMBRES LEGALES" SOBRE EL SECTOR FINANCIERO
Por otro lado, el informe subraya que continúa el fortalecimiento del sector financiero, impulsado por los bajos constes de financiación y por la recuperación económica. Sin embargo, advierte de que aún existen "incertidumbres legales" que podrían tener "un impacto significativo" sobre el sector.
En concreto, el estudio hace referencia a la futura sentencia del Tribunal de Justicia de la UE (TUE), sobre la retroactividad de las devoluciones de cláusulas suelo y recomienda a las entidades de crédito que estén preparadas. Según un informe del Banco de España aportado a la causa, estas devoluciones podría ascender hasta 7.600 millones de euros.
En cualquier caso, el Ejecutivo comunitario y el BCE destaca que el sector financiero español permanece "relativamente estable" a pesar de la volatilidad reciente en los mercados, así como que los bancos han ampliado el acceso a liquidez y que han fortalecido su solvencia y la calidad de sus activos.
Asimismo, el documento recalca que Bankia y BMN siguen siendo propiedad de Estado y que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) no ha vendido instituciones financieras desde 2014. En este sentido, recomienda adoptar un plan de privatización estructurado para ambas entidades con un calendario concreto para avanzar en este sentido.
ALTO NIVEL DE DEUDA PÚBLICA Y PRIVADA
Finalmente, el texto apunta también que aún existen desequilibrios macroeconómicos y altos niveles de deuda pública y privada, a pesar del "robusto" crecimiento económico y al progreso "importante" en el desapalancamiento de la deuda privada.
Con respecto al mercado laboral, la Comisión y el BCE consideran que la creación de empleo ha sido apoyada por la moderación de los salarios y a las reformas laborales, al mismo tiempo han advertido de que la tasa de desempleo se mantiene por encima del 20% y de que el empleo de larga duración corre el riesgo de arraigarse.