Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas insta a EEUU a responder a sus preocupaciones sobre el impacto de sanciones a Rusia en empresas europeas

La Comisión Europea ha instado a Estados Unidos a responder a sus preocupaciones sobre el impacto de posibles nuevas sanciones del país contra Rusia para las empresas europeas energéticas y ha confiado en que no haga falta tomar represalias por ello.
"Tenemos una serie de intereses que esperamos que sean atendidos en el proceso prelegislativo en curso y a partir de ahí veremos", ha explicado en rueda de prensa el portavoz del Ejecutivo comunitario, Margaritis Schinas, en vísperas de que la Cámara de Representantes de Estados Unidos vote el nuevo paquete de sanciones.
El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, avisó a escasas horas del inicio de la última cumbre del G20 en Hamburgo que "la UE siempre está lista para responder adecuada e inminentemente si hay necesidad".
"Esperamos que no sea necesario aquí", ha dicho el portavoz comunitario, que ha rehusado "especular sobre ninguna represalia ni ninguna acción" por parte de la UE si no se atienden sus preocupaciones y se ha limitado a avanzar que el pleno del Ejecutivo comunitario abordará la cuestión en su reunión colegial de este miércoles.
El portavoz comunitario ha admitido "cierta preocupación" por el impacto de las nuevas sanciones contra Rusia por parte de Estados Unidos para "la independencia de energía de la UE" y sus "intereses en seguridad energética" y recordado que las medidas en Estados Unidos "afecta a muchos otros proyectos" energético y no exclusivamente al proyecto Nord Stream 2.
Schinas ha asegurado que la UE ha activado los canales diplomáticos con Estados Unidos para "resolver estas preocupaciones" y que "la Comisión trabaja en el interés común de todos los Estados miembro".
"Y esperamos que estos intereses sean atendidos en el proceso prelegislativo en curso", ha remachado, insistiendo en la importancia "clave" para el bloque de que se mantenga "la unidad del G-7 en relación con las sanciones" a Rusia.
El comisario de Ampliación, Johannes Hahn, ha reconocido que las sanciones de Estados Unidos contra Rusia "podrían dañar a algunas compañías energéticas de la UE que hacen negocios con Rusia". "Todavía hay una discusión en marcha entre nuestra delegación y la Cámara de Representantes", ha explicado, insistiendo en que todavía no hay una decisión final. "En base a ello, haremos nuestra evaluación y lo analizaremos", ha agregado.
"Hay un trabajo intenso fuera de los focos para enmendar el proyecto de ley. Está yendo bastante bien. No sabemos la decisión final de la Casa Blanca pero estamos avanzando en la dirección correcta", han explicado fuentes europeas, que han asegurado que "hay cambios" en el texto normativo de las sanciones y en que la UE confía en resolver la disputa por la vía diplomática. "Queremos evitar cualquier impacto extraterritorial que pudieran tener, incluso aunque sean no intencionados. Por ahora, la cosa va en la buena dirección", han agregado.