Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas analiza veto de Moscú a importación de productos agrícolas de países que han aprobado sanciones

La Comisión Europea está evaluando el anuncio de Moscú de que prohibirá las importaciones de productos agrícolas y alimentarios de los países que han aprobado sanciones recientemente contra dirigentes y entidades rusas, tal y como ha anunciado el Kremlin.
"Estamos analizando el anuncio que ha hecho Moscú", ha explicado el portavoz del Ejecutivo comunitario, Frédéric Vincent.
El presidente ruso, Vladimir Putin, ha ordenado al Gobierno que elabore una lista de los productos que se verán afectados por el veto, durante un periodo de un año, con el objetivo de "garantizar la seguridad" del país, según ha informado el Kremlin en un comunicado, en el que no precisa los terceros países que serán afectados.
Putin ya anunció el martes que había ordenado al Gobierno que estudiase medidas de "respuesta" a las sanciones adoptadas en las últimas semanas por "varios países", aparentemente Estados Unidos y la Unión Europea, que, además de haber aprobado sanciones contra dirigentes y empresas rusas, aprobaron el 29 de julio sanciones económicas contra Moscú en los sectores financiero, de armas y tecnología puntera para el sector energético en respuesta a su papel desestabilizador en el este de Ucrania.
Putin, que considera "inaceptable" la utilización de sanciones como "instrumento de presión política", aseguró que la respuesta que dé Rusia debe ser "precisa", para ayudar a los productores nacionales sin "perjudicar" a los consumidores.
La Comisión Europea ya criticó el pasado 30 de julio las restricciones anunciadas por Rusia a la entrada de frutas y hortalizas de Polonia a su mercado y advirtió de que tomaría medidas si fuera necesario.
"Tomamos nota de estas restricciones anunciadas. Han llegado sin previo aviso de las autoridades rusas. No fueron anunciadas de antemano. Lo que la Comisión hará ahora es analizar estas medidas y motivos para tomarlas y adoptaremos medidas si necesario en su debido momento", explicó en rueda de prensa el portavoz del Ejecutivo comunitario, Isaac Valero.
La Comisión Europea ya reclamó a finales de junio a la Organización Mundial del Comercio (OMC) que dictamine si el veto de Moscú a la importación de cerdos, carne de cerdo fresca y determinados productos porcinos procedentes de la UE se ajusta a la legalidad.