Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas garantiza que "continuará asistiendo" a Grecia para que se financie en "condiciones razonables"

Responde así a las "inquietudes" de los mercados por el fin del rescate a Atenas
La Comisión Europea ha garantizado este jueves que la UE "continuará asistiendo" a Grecia para que pueda seguir financiándose en "condiciones razonables" tras el fin del rescate de 240.000 millones de euros concedido por el Eurogrupo y el Fondo Monetario Internacional, que concluye a finales de año.
"No debe haber ninguna duda de que Europa continuará asistiendo a Grecia de la forma que sea necesaria para garantizar condiciones de financiación razonables para el Estado griego y suavizar la senda de retorno un acceso pleno y sostenible a los mercados", ha dicho el vicepresidente de Asuntos Económicos, Jyrki Katainen, en un comunicado.
La declaración de Katainen trata de responder a las "inquietudes" que han manifestado en los mercados este miércoles y jueves. Uno de los factores que citan los analistas para explicar esta tensión es la intención del Gobierno de Atenas de optar por una salida limpia del rescate y rechazar una línea de crédito preventiva para librarse de la troika. "Hemos creído que sería oportuno aclarar nuestra posición sobre esta cuestión", ha dicho el portavoz de Asuntos Económicos, Simon O'Connor.
"Trabajaremos para garantizar una evolución sin problemas del apoyo europeo al país tras el fin del actual programa. Apoyaremos a Grecia a la hora de garantizar a los acreedores y los mercados financieros el compromiso firme con las reformas y el mantenimiento de los objetivos de déficit", señala la declaración de Katainen.
Los inspectores de la troika tienen previsto regresar a Atenas en noviembre para negociar un nuevo "paquete completo de reformas ambiciosas", y discutir si habrá o no un tercer rescate y medidas para aliviar la carga de la deuda helena.
Bruselas considera que Grecia ha realizado "inmensos progresos" para crear las bases de un crecimiento sostenible "basado en unas finanzas públicas sólidas y una mayor competitividad". "Aunque hay una clara necesidad de mantener el impulso de las reformas, hay pruebas claras de que el país ha cambiado la situación", señala el comunicado de Katainen.