Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas critica la inacción de los países de la UE tras reubicar a menos de 500 refugiados del plan para 160.000

Pide una "suspension parcial y temporal" de la cuota de Austria por la presión migratoria en el país
El comisario de Interior e Inmigración, Dimitris Avramopoulos, ha criticado de nuevo este miércoles la inacción de los Veintiocho a la hora de cumplir con los compromisos "acordados juntos" para contener la crisis de refugiados, incluido el programa para reubicar a 160.000 demandantes de asilo, que hasta ahora solo ha servido para recolocar a 497 personas.
"Hoy enviamos un fuerte mensaje a todos los Estados miembros para que hagan su trabajo", ha aseverado Avramopoulos, en una rueda de prensa en Bruselas en la que ha anunciado que ha remitido una carta a los ministros de Interior de la UE con "un mensaje claro y firme".
El comisario griego ha decidido enviar esta carta a los ministros para "recordarles" sus obligaciones, "a la luz de la situación urgente" por la presión migratoria y las dificultades para controlar la frontera exterior de la Unión Europea, en especial en Grecia.
La Comisión ha presentado una evaluación de la puesta en marcha de las acciones prioritarias acordadas por los Veintiocho en los últimos meses y que será examinada por los jefes de Estado y de Gobierno de la UE en su cumbre de los días 18 y 19 de febrero.
En su análisis, Bruselas concluye que hay graves lagunas en la aplicación de los compromisos, no solo en lo que afecta al plan para reubicar a demandantes de asilo llegados a Italia y Grecia, sino también en otros elementos clave, como la plena operatividad de los llamados 'hotspot' en estos dos países, para registrar y retener a los inmigrantes mientras se decide su estatus.
"HEMOS PERDIDO EL TIEMPO"
"Estaremos todos de acuerdo en que falta eficacia sobre el terreno", ha dicho Avramopoulos tras repasar las principales deficiencias en la puesta en práctica de la estrategia europea. "Hemos perdido el tiempo. Es un hecho, pero no es aceptable", ha lamentado.
El comisario también ha querido dejar claro que los demandantes de asilo deben saber que cuando llegan a la Unión Europea serán acogidos si les asiste el derecho a la protección internacional, pero que serán deportados si no es el caso. Tampoco podrán "elegir" en qué Estado miembro serán reubicados, ha añadido.
EXENCIÓN PARA AUSTRIA
Pese a las dificicultades para que la Unión Europea cumpla con el objetivo comprometido de reubicar en dos años a 160.000 demandantes de asilo, el Ejecutivo comunitario ha propuesto liberar a Austria durante un año de ofrecer parte de la cuota de acogida que le corresponde.
Bruselas cree que la presión migratoria sobre el país supone una "situación de emergencia" y que se le debe conceder la "suspension parcial durante un año" del 30% de las más de 1.900 plazas que se comprometió a ofertar para el plan de reubicación.
Esta medida cautelar está prevista en el mecanismo de acogida para ajustar el reparto si un Estado miembro se ve enfrentado a "cambios drásticos" en el flujo de inmigrantes llegados de terceros países. "Austria está bajo presión y por eso la Comisión se ha mostrado comprensiva", ha explicado el comisario.