Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas archiva investigación contra Telefónica y otras telecos por abuso de posición dominante en Internet

Considera que no han vulnerado las reglas de la UE
La Comisión Europea ha archivado este viernes sin sanciones la investigación contra Telefónica y otros grandes operadores de telecomunicaciones como Orange o Deutsche Telekom por un posible abuso de posición dominante en los servicios de conectividad en Internet, pero ha avisado de que seguirá vigilando el sector.
El Ejecutivo comunitario realizó inspecciones por sorpresa en las sedes de estas compañías en julio de 2013 ante las sospechas de que podrían estar violando la normativa comunitaria. Tras revisar las pruebas obtenidas durante las redadas, Bruselas ha llegado a la conclusión provisional de que "las prácticas observadas no parecen vulnerar las reglas antimonopolio de la UE con el fin de cerrar el paso a los competidores, ya sea en el mercado de tránsito en Internet o en el de contenido en Internet".
Las compañías investigadas suministran servicios de acceso a Internet a sus clientes y a menudo tienen un departamento específico de Internet en la propia empresa. Ello les permite, según Bruselas, cobrar por la capacidad de interconexión y, en ausencia de acuerdos comerciales con determinados operadores rivales de tránsito, puede tener como efecto que el tráfico de ciertas rutas se congestione en el punto de entrada a las redes domésticas, provocando un deterioro en la calidad del servicio.
No obstante, la Comisión no ha encontrado pruebas de ningún comportamiento destinado a excluir del mercado a los servicios de tránsito rivales o a proporcionar una ventaja indebida a los propios servicios de contenido de las empresas de telecomunicaciones, lo que vulneraría las reglas de la UE que prohíben el abuso de posición dominante.
En todo caso, el Ejecutivo comunitario ha avisado de que "es importante que los usuarios sean conscientes de las políticas de interconexión de sus proveedores de acceso a Internet y del impacto que esto puede tener en la calidad del servicio obtenido de determinados proveedores de contenidos que requieren mucho ancho de banda (como el video streaming). "La Comisión continuará vigilando de cerca el sector", ha destacado.