Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas investigará fallos en el lanzamiento de dos satélites del sistema de navegación Galileo

Confía en que los resultados preliminares se conozcan a principios de septiembre
La Comisión Europea ha exigido a la empresa Arianespace y a la Agencia Espacial Europea (AEE) todos los detalles de los fallos en el lanzamiento de dos satélites del sistema de navegación Galileo el pasado viernes y ha confirmado que participará en la investigación del incidente.
"El problema del lanzamiento de los dos satélites Galileo es muy desafortunado. La Comisión Europea participará en una investigación con la AEE para comprender las causas del incidente y para verificar hasta qué punto los dos satélites se pueden utilizar para el programa Galileo", ha manifestado el comisario de Industria y Empresa, Ferdinando Nelli Feroci.
El comisario se ha mostrado convencido de "la importancia estratégica de Galileo" y de que "el despliegue de la constelación de satélites continuará tal y como estaba previsto", pese a los fallos del viernes.
Según la información preliminar de Arianespace, la empresa contratada para poner en órbita los satélites 5 y 6 de Galileo, el problema se debió a la parte alta de la lanzadera y, como consecuencia, no fueron inyectados hacia su órbita.
El Ejecutivo comunitario ha reclamado a Arianespace y la AEE que le remitan todos los detalles del incidente, junto con un calendario y plan de acción con medidas para impedir que se repita el problema en nuevos lanzamientos y ha creado un grupo de trabajo para vigilar la situación, que trabajará estrechamente con ambos.
La Junta de Investigación establecida para identificar las causas del problema, en la que participará la Comisión, presentará sus resultados preliminares en la primera semana de septiembre al Ejecutivo comunitario.
La AEE ha informado a la Comisión de que su centro de control en la localidad alemana de Darmstadt mantiene bajo control los satélites, aunque no están colocados en la posición inicialmente prevista y por ello trabaja para maximizar las posibilidades para utilizarlos como parte de la red de Galileo, en estrecha cooperación con Bruselas.
Los satélites despegaron desde el centro espacial de Kourou (Guayana Francesa), a bordo de un cohete ruso Soyuz, un día después de lo previsto el pasado viernes. Las condiciones climáticas en la zona del lanzamiento obligaron a realizar un cambio de planes, aunque el despegue se produjo sin incidentes y solo después se detectaron los problemas.
El Ejecutivo comunitario espera que Galileo, la alternativa europea al GPS, esté plenamente operativo antes de 2020, con una constelación de 30 satélites, incluidos seis de repuesto activos en órbita. La UE destinará 7.000 millones de euros de aquí hasta 2020 para costear el sistema.
Una vez que esté plenamente operativo, Galileo ofrecerá un Servicio Abierto de acceso gratuito para el posicionamiento, navegación y temporalización utilizando la señal de doble frecuencia del sistema, un Servicio Público Regulado encriptado y con aplicaciones más avanzadas adicionales, fundamentalmente dirigido para operaciones del sector público, servicios comerciales de pago previo, un Servicio de Búsqueda y Rescate que asistirá en la localización de personas, barcos y aviones en peligro y un abanico de servicios dirigidos al control de la seguridad, por ejemplo de sistemas de transporte.
Los servicios iniciales de Galileo estarán disponibles antes de que alcance su plena capacidad operativa. Desde 2015, Galileo comenzará a ofrecer las primeras versiones de sus servicios, que incluirán una versión temprana del Servicio Abierto, incluido para teléfonos inteligentes y navegación por satélite en el coche, contribuirá al servicio COSPAS-SARSAT, la herramienta internacional para localizar a gente en peligro y la versión piloto del Servicio Público Regulado, que fue lanzado en agosto de 2013 y está siendo actualmente probado por siete Estados miembro.
Se espera que en 2016 comiencen los primeros servicios comerciales de Galileo, cuyas demostraciones se han lanzado este verano.