Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas pide a los líderes de la UE un "impulso extra" para cubrir la falta de acción ante crisis de refugiados

La Comisión Europea ha pedido este miércoles a los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea que den un "impulso extra" en su cumbre de este jueves y viernes a los acuerdos cerrados en los últimos meses en matera de inmigración para contener la llegada masiva de refugiados a territorio comunitario.
"La Comisión Europea ya ha puesto sobre la mesa todas las piezas para construir una verdadera respuesta europea a la crisis de refugiados, lo que falta es tomar esas piezas y emplearlas para cubrir las lagunas en la puesta en marcha" de las medidas, ha indicado en una rueda de prensa el portavoz jefe del Ejecutivo comunitario, Margaritis Schinas.
Bruselas admite "avances" en la implementación de las medidas acordadas por los Veintiocho en los últimos meses, pero reitera que el ritmo llevado no es el suficiente y que existen importantes "lagunas" que cubrir.
Entre las carencias más destacads figura la reubicación de 160.000 demandantes de asilo de los que hasta la fecha sólo se han concretado los desplazamientos de varios centenares de inmigrantes.
Tampoco satisface el ritmo con el que Italia y Grecia están abriendo los centros para el registro y retención ('hotspots') de los miles de demandantes de asilo que llegan a sus costas, ni el nivel de las aportaciones comprometidas por los Estados miembros para reforzar en equipos y recursos la gestión de esta crisis.
Así las cosas, Schinas ha confiado en que la cumbre que reunirá a los líderes de la Unión Europea este jueves y viernes sirva para dar un "impulso extra" a la estrategia europea para contener la llegada masiva de refugiados.
El presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, por su parte, ya ha avisado en los últimos días que la cuestión migratoria será abordada en la cumbre con el objetivo de hacer balance de lo cumplido y de la carencias, y no con el reto de acordar nuevas medidas que sumar a la estrategia en marcha.
'COALICIÓN DE VOLUNTARIOS' PARA AYUDAR A TURQUÍA.
Horas antes del arranque del Consejo europeo, varios de los Estados miembros se verán en la sede oficial de Austria ante la Unión Europea para tratar de avanzar en la idea de una "coalición de voluntarios" para trasladar directamente a refugiados desde Turquía a estos países, a cambio de que Ankara se comprometa a contener el paso de refugiados por su frontera con la UE.
Al encuentro, auspiciado por el canciller austriaco Werner Faymann, asistirá el primer ministro turco, Ahmet Davotoglu, y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, además de otros líderes europeos, incluidos la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande.
También se espera la presencia de los mandatarios de Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo, Suecia, Finlandia, Portugal, Eslovenia y Grecia, en un formato similar a la primera reunión que celebraron en diciembre este grupo de países.