Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas propone una ayuda de dos millones para recolocar a parados de la construcción naval en Galicia

La Comisión Europea ha propuesto este jueves una ayuda de 2 millones de euros del Fondo de Adaptación a la Globalización para ayudar a recolocar a 450 trabajadores del sector de la construcción naval en Galicia, que fueron despedidos de 35 pequeñas y medianas empresas. Para liberar los fondos es necesario aún el visto bueno del Consejo y de la Eurocámara.
"La crisis ha transformado el sector de la construcción naval, que en gran parte ha deslocalizado su actividad hacia otras regiones en donde los costes son más bajos, en especial en Asia", ha explicado en un comunicado el comisario de Empleo, László Andor.
Los trabajadores del sector y de empresas vinculadas a la construcción naval han "sufrido gravemente la crisis" y la ayuda europea servirá para que estos parados puedan "adaptar sus competencias, encontrar un nuevo empleo y construir un nuevo futuro", ha señalado el comisario.
Las autoridades españolas han solicitado el apoyo de la Unión Europea para financiar un programa de tres millones de euros, del que las arcas comunitarias cubrirían dos millones.
El objetivo es contribuir a encontrar un nuevo trabajo a los despedidos en el sector de la construcción que más dificultades están teniendo para encontrar una nueva ocupación, esto es, 450 de los 878 despedidos en 35 fabricantes de productos metálicos cuya actividad depende de los astilleros gallegos.
El programa diseñado pretende ofrecer orientación profesional y ayuda a la creación de nuevas empresas o de actividad independiente, pero también cursos de formación y reciclaje, prácticas en empresas y otras medidas de acompañamiento.
El Fondo de Adaptación a la Globalización fue creado en 2007 para ayudar a las personas que han perdido su puesto de trabajo debido al impacto de la globalización y en junio de 2009 se revisaron sus normas para reforzar el papel del FEAG como instrumento de intervención rápida. Bruselas estima que este mecanismo ha ayudado a unos 91.000 desempleados desde que se creó.