Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas presenta estrategia para mejorar el acceso al mercado chino de las empresas europeas

Pide que tome medidas para atajar el problema de su sobrecapacidad industrial en el sector del acero
La Alta Representante de Política Exterior y Seguridad de la UE, Federica Mogherini y la Comisión Europea han presentado este miércoles una nueva estrategia para reforzar las relaciones entre la UE y China en los próximos cinco años y que busca de manera prioritaria lograr una mayor apertura del mercado chino para las empresas europeas y que China promueva medidas para atajar el problema de sobrecapacidad en el sector del acero.
La prioridad "inmediata" de la UE para reforzar las relaciones con China pero reequilibrándolas es concluir un acuerdo sobre inversión con China, que ambas partes llevan negociando más de un año. Tal acuerdo "crearía un marco más equitativo para las empresas" y "abriría nuevas oportunidades de mercado para ambas partes", según el Ejecutivo comunitario, que ha insistido en la necesidad de lograr una mayor apertura en el mercado chino a las inversiones europeas.
Si China avanza en sus reformas económicas que garanticen "condiciones equitativas" para las empresas europeas y da al mercado un papel más decisivo, la UE no descarta a más largo plazo estudiar la posibilidad de negociar un acuerdo de libre comercio amplio.
La UE también está abierta a inversiones chinas en Europa siempre que cumplan las normativas europeas, aunque todavía se está estudiando "los detalles técnicos" de la contribución de Pekín tras su compromiso de contribuir al plan de inversión europeo para relanzar el crecimiento en Europa, conocido como plan Juncker, que está dotado de 315.000 millones de euros.
El Ejecutivo comunitario deja claro eso sí que China debe "atajar" de forma "rigurosa" el problema de su sobrecapacidad industrial en varios sectores, pero especialmente en el sector del acero, "una preocupación clave de la UE". "China necesita atajar este problema rigurosamente y establecer planes ambiciosos, vinculantes y medibles, sujetos a un calendario, para reducir su capacidad", reclama Bruselas, que recuerda que la sobrecapacidad de producción de acero en China "crea una competencia desleal para las compañías europeas" cuando hay dumping de los productos chinos.
La cuestión de conceder el estatus de economía de mercado a China en diciembre de este año es un aspecto de la estrategia, que se decidirá "más adelante", ha explicado la Comisión. Bruselas está analizando todos los aspectos relevantes y espera completar el trabajo de análisis "antes de finales de julio".
En el documento, titulado 'Elementos de una nueva estrategia de la UE sobre China' -la anterior data de 2006--, Mogherini también defiende que ambas partes trabajen más para contribuir a resolver los conflictos y refuercen su cooperación en organismos internacionales como la ONU y el G20 y para responder a desafíos globales como la inmigración, el desarrollo o la lucha contra el cambio climático, incidiendo en las oportunidades de una mayor cooperación en política exterior y de seguridad tras el acuerdo nuclear con Irán.
El diálogo entre la UE y China debe ser "pragmático" pero basarse en "principios" como el respeto al Derecho Internacional y los Derechos Humanos.
"La Unión Europea y China ya cooperan en muchos aspectos. Colaboramos en las cuestiones políticas mundiales de nuestra época, tales como Irán, Siria, Afganistán, la migración y el cambio climático. Sin embargo, podemos y debemos hacer más para tender puentes entre la Unión Europea y China", ha resumido Mogherini, que ha insistido en que ciudadanos y empresas pueden beneficiarse de "una relación más estrecha y mejor definida", basada "en la responsabilidad compartida".