Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas va recuperando la normalidad tras los atentados terroristas

Bruselas va recuperando la normalidad poco a poco tras los atentados terroristas perpetrados contra el aeropuerto y una estación de metro de la capital belga, con la reapertura de algunos medios de transporte público, que fueron paralizados este martes a raíz de los ataques aunque con medidas de seguridad reforzadas.
Por lo que se refiere al metro, numerosos militares y policías se han desplegado en las estaciones abiertas y están procediendo al control de los pasajeros y sus mochilas y bolsos, al igual que está ocurriendo en las estaciones de tren abiertas al público.
Las líneas de metro 1 y 5 han abierto desde las 7.00 horas pero no paran en todas las estaciones y la parada de Maelbeek, que fue uno de los lugares objeto de los atentados de este martes, también permanece cerrada.
En el caso de la línea 1 de metro, se efectuarán paradas en las estaciones de Stockel, Roodebeek, Montgomery y la de Schuman, en pleno barrio europeo y contigua a la de Maelbeek y, en el otro sentido, en las de Gare Central, de Brouckère y Gare de l'Ouest y se han habilitados autobuses para trasladar a los pasajeros entre Schuman y la Gare Central. En el caso de la línea 5, se harán paradas en las estaciones de Delta, Pétillon y Schuman y, en el otro sentido, en Gare Central, de Brouckère, Gare de l'Ouest, Saint Guidon y Erasme.
Las estaciones de metro cerrarán pronto, a las 19.00 horas, según ha informado la red de transporte público STIB. Las líneas de metro 2 y 6 no estarán abiertas.
En el caso de las estaciones de tren, la red pública SNBC ha informado sobre "diferentes medidas de seguridad" para este miércoles en respuesta a los atentados y ha dicho que sólo habrá "acceso limitado" a las estaciones de Bruselas Norte, Bruselas Central, Bruselas-Midi y Bruselas Luxembourg por una única entrada para facilitar los controles de seguridad.
En cambio, permanecen cerradas las estaciones de tren del aeropuerto Bruselas-Nationaal-Luchthaven, la de Schuman, Delta, Merode, la del Congreso y Bruselas-Chapelle.
Las líneas de autobús 13, 20, 28, 29, 34, 38, 41, 45, 47 han comenzado a funcionar este miércoles pero sólo entre Heembeek y Estación Vilvoorde, así como las líneas 48, 49 53, 54, 59, 60, 63, 64, 66, 71, 78, 80, 87, 89 y 95. En cambio no funcionan las líneas 12 y 21, que son las que llevan al aeropuerto de Bruselas, el otro lugar objeto de los atentados de este martes y, en el caso del tranvía, funcionan todas las líneas salvo la 81.
CERRADO EL AEROPUERTO DE BRUSELAS
El aeropuerto internacional de Bruselas-Zaventem, donde dos kamikazes se inmolaron en la zona de salidas este martes, ha confirmado que "no habrá ningún vuelo de llegada o salida" a la terminal de la capital belga este miércoles.
"Debido a la investigación forense todavía en marcha, actualmente no tenemos acceso al edificio. Por tanto, es imposible evaluar los daños. Como resultado el aeropuerto seguirá cerrado al tráfico aéreo hoy", ha confirmado el aeropuerto en un comunicado.
El aeródromo de Bruselas ha explicado que "a lo largo de hoy" evaluará "cuando se pueden reanudar las operaciones", aunque la cadena pública flamenca VRT ha informado de que es probable que no abra hasta después de Pascua.
El aeropuerto de Bruselas ha pedido que los pasajeros que perdieron o tuvieron que dejar sus maletas en el aeropuerto tras los atentados que se registren con su aerolínea y que se dirijan a objetos perdidos y rellenen una ficha si no llegaron a facturar su equipaje. "Dado que no tenemos acceso a la terminal, puede llevar todavía un tiempo hasta que reciba información sobre sus pertenencias", avisa el aeropuerto en un comunicado.
En el caso de los pasajeros que tenían previsto volar este miércoles desde Bruselas-Zaventem, el aeródromo pide que contacten con las aerolíneas para recibir "más instrucciones".
El aeropuerto secundario de Bruselas, en la localidad de Charleroi (a 60 kilómetros al sur de la capital), mantiene todos sus vuelos programados para el miércoles, pero ha recomendado a los pasajeros que se dirijan al aeropuerto "al menos cuatro horas antes" de la salida de su vuelo.
Charleroi es uno de los aeropuertos a los que están desviando el tráfico a raíz de los atentados, junto con los de Ostende y Amberes, además de aeropuertos de los países vecinos próximos, entre ellos, Países Bajos, Francia y Alemania.