Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas sugiere que sanciones económicas contra Rusia sólo se darán en caso de gran deterioro de la crisis

El comisario europeo de Ampliación, Stefan Füle, ha dado a entender este miércoles que la Unión Europea sólo aprobará la tercera fase de sanciones, es decir sanciones económicas contra Rusia, en un contexto de grave deterioro de la crisis en Ucrania.
"Cuando la situación que iniciaría la tercera fase llegue sería probablemente de tal magnitud que este tipo de pensamiento de si esas sanciones son apropiadas o no, tendrá otra dimensión diferente", ha explicado en rueda de prensa el comisario, preguntado por el rechazo mayoritario de los Estados miembros de promover sanciones económicas contra Moscú.
El comisario ha recordado que los líderes europeos han dejado "absolutamente claro que si no hay una desescalada y hay una mayor escalada de los acontecimientos están listos para implicarse o pasar a la tercera fase de sanciones que afectará a la economía y las finanzas".
Füle ha recalcado que "competerá a los Estados miembros decidir cuándo llega este momento" y "qué tipo de sanciones" concretas promueven y ha explicado que "la Comisión trabaja muy duro en preparar información suficiente para que los Estados miembros tomen una decisión" de "forma equilibrada" y "teniendo en cuenta el impacto de las sanciones en los Estados miembro en sí".
El comisario ha recordado que los Gobiernos europeos han definido "desde el principio" tres fases de sanciones "con una serie de medidas claramente definidas, no para castigar a Rusia sino para crear las condiciones para que la diplomacia funcione y se encuentre una solución pacífica en beneficio de una Ucrania unida, estable y próspera".
Los Veintiocho acordaron este lunes ampliar las sanciones individuales --la congelación de activos y restricción de visado-- a otros 15 dirigentes rusos y ucranianos por socavar la integridad territorial de Ucrania, incluidos el viceprimer ministro ruso responsable de supervisar la integración de Crimea a Rusia, Dmitri Kozak, el jefe de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas ruso, Valeri Gerasimov, y varios dirigentes separatistas de la autoproclamada República de Donetsk.
La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, advirtió este martes de que "si es necesario", la UE estudiará "medidas individuales adicionales posibles" tras admitir alarma por el agravamiento de la crisis en el este de Ucrania por las acciones desestabilizadoras de grupos armados prorrusos.
Füle ha asegurado que Ashton "está en contacto permanente" y mantiene "contactos muy intensos con los Estados miembros" y que le compete a ella decidir si convoca una reunión extraordinaria de los ministros de Exteriores de la UE para abordar la crisis ucraniana. Fuentes próximas a Ashton han asegurado que no habrá reunión extraordinaria esta semana.
LOS 28 DISCUTEN AMPLIAR SANCIONES
Los embajadores de los Veintiocho discuten este miércoles ampliar las sanciones contra "más" individuos y la posibilidad de ampliar los criterios a fin de por ejemplo permitir sancionar no sólo a responsables directos de la crisis sino también a otros que prestan apoyo o participan de alguna manera, según fuentes diplomáticas y europeas.
El objetivo sería facilitar imponer sanciones "tanto" a más empresas, incluido del entorno del presidente ruso, Vladimir Putin, como empresas y promover "como resultado final, medidas económicas equivalentes" a la tercera fase de sanciones, según han precisado fuentes europeas.
Los Veintiocho ya han llegado a un acuerdo para poder sancionar a empresas rusas, pero se trata de algo "muy complicado" de justificar a nivel jurídico para evitar que ésta recurran la decisión ante la justicia, según han explicado otras fuentes diplomáticas.