Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas anuncia 55 millones para promover servicios sanitarios y nutrición en Burundi

La Comisión Europea ha anunciado este viernes un paquete de 55 millones de euros de ayuda para la población de Burundi con el objetivo de mejorar su acceso a los servicios sanitarios y la nutrición.
Los países de la Unión Europea suspendieron hace menos de dos meses la ayuda directa para el Gobierno de Burundi por las violaciones de Derechos Humanos cometidas en medio de la crisis política por la que atraviesa el país, aunque acordaron mantener la ayuda humanitaria y la ayuda a la cooperación que beneficia a la población.
En todo caso abrieron la puerta a reanudar plenamente la cooperación con Burundi una vez dé los pasos exigidos para permitir una solución política a la crisis. "Este nuevo paquete de 55 millones ayudará a reforzar el acceso a los servicios de salud y mejorar la alimentación y nutrición. Muestra un compromiso claro de la UE de continuar apoyando a la población de Burundi a pesar del bloqueo político actual", ha manifestado el comisario de Desarrollo, Neven Mimica, que ha denunciado que la población es la "principal víctima" de la crisis en Burundi.
Del paquete de ayuda anunciado, 40 millones se destinarán a mejorar el acceso a los servicios sanitarios en las zonas rurales en 18 provincias del país, especialmente en el caso de las mujeres embarazadas y los menos de cinco años, mientras que el segundo programa, dotado de 15 millones, está centrado en promover el desarrollo rural durable y la nutrición y contempla, entre otros, la distribución de semillas y fertilizantes.