Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El CICR denuncia que alrededor de nueve millones de personas pasan hambre en la región del lago Chad

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha denunciado que más de nueve millones de personas padecen hambre en la región del lago Chad y ha recordado que más de 2,4 millones de personas han tenido que abandonar sus hogares en Níger, Chad, Camerún y Nigeria a causa del conflicto que inició Boko Haram hace seis años.
"Hay una escasez de comida crítica. No nos podemos ni imaginar la hambruna que tiene que haber en las zonas a las que la ayuda humanitaria no ha llegado aún. No pasa ni un día sin que un niño muera de malnutrición", ha declarado el director de operaciones del CICR, Dominik Stillhart.
Los ataques recientes en la región nigerina de Diffa han provocado que alrededor de 50.000 personas se vean obligadas a abandonar sus hogares. El conflicto está provocando numerosos desplazamientos de gente que tiene que dejarlo todo atrás y vivir en condiciones de absoluta escasez.
El CICR está trabajando junto a sociedades de Cruz Roja locales y ha podido suministrar alimentos a unas 300.000 personas en Nigeria, Camerún y Níger y ha cedido refugios temporales a más de 15.000 personas en los estados de Adamawa y Borno en Nigeria.
El CICR además también está ayudando a hospitales locales en Diffa y Maiduguri. A través de un comunicado el Comité ha afirmado que 800 personas han tenido que recibir atención médica urgente a causa de heridas de guerra.
"Nuestro acceso a la gente afectada por el conflicto está creciendo y nos estamos encontrando con gente que necesita ayuda desesperadamente. Necesitamos dar más ayuda, especialmente comida, si no, mucha más gente morirá", ha declarado Stillhart.