Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El CICR incrementará la ayuda para los desplazados por la ofensiva en Alepo

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha anunciado este miércoles que va a aumentar la cantidad de ayuda para las víctimas de la ofensiva lanzada por el régimen sirio en Alepo, de la que ya habrían huido unas 50.000 personas.
La responsable del CICR en Siria, Marianne Gasser, ha advertido desde Alepo de que los civiles están sometidos a una "enorme presión" por la incesante ofensiva, en la que colaboran tanto el Gobierno de Bashar al Assad como las fuerzas rusas, según un comunicado de la organización
"Las temperaturas son extremadamente bajas y, sin un suministro adecuado de comida, agua y refugio, los desplazados intentan sobrevivir en unas condiciones muy precarias", ha lamentado Gasser, que ha advertido de que la situación "ya era desesperada" para muchas personas antes de la ola de ataques.
Durante los últimos días, la organización ha entregado comida para 10.000 familias y ha enviado tanques de agua a una zona al norte de Alepo adonde han llegado unas 10.000 personas. El CICR prevé repartir más ayuda, incluidos medicamentos, "en los próximos días".
Gasser ha reconocido que "es difícil acceder a muchas zonas por los enfrentamientos", pero el CICR, en colaboración con la Media Luna Árabe Siria y con otros grupos de ayuda, seguirá haciendo "todo lo que pueda" para paliar las graves necesidades de la población local.