Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El líder de la CNFORS realiza una visita sorpresa a Latakia y se reúne con comandantes rebeldes de la zona

El presidente de la Coalición Nacional de Fuerzas de la Oposición y la Revolución Siria (CNFORS), Ahmed Jarba, ha realizado este martes una visita corta a la provincia siria de Latakia, en medio de los enfrentamientos de los últimos días entre grupos armados opositores y el Ejército en la zona.
Jarba se ha reunido durante su visita con varios altos cargos rebeldes, según ha informado a través de su cuenta en la red social Twitter, en la que ha publicado además varias fotografías de los encuentros.
Durante su visita, el líder de la CNFORS ha visitado la ciudad de Kasab y las zonas montañosas de Jabal al Turkmen y Jalal al Akrad, donde los comandantes rebeldes le han comunicado "los últimos planes y necesidades para la batalla en la costa", tal y como ha recogido el diario libanés 'The Daily Star'.
El viaje de Jarba ha tenido lugar apenas un día después de que el Ejército anunciara que ha recuperado el control del Observatorio 45, una colina estratégica que domina varias poblaciones de la provincia de Latakia habitadas principalmente por miembros de la comunidad alauí, a la que pertenece el presidente, Bashar al Assad.
El Ejército ha recuperado la posición apenas una semana después de que los grupos opositores armados se hicieran con ella en medio de su ofensiva en la provincia.
La semana pasada, las Fuerzas Armadas, que cuentan con el respaldo del partido-milicia chií libanés y otras milicias chiíes iraquíes, se hicieron con el control de varias localidades ubicadas cerca de la frontera con Líbano.
Con la toma de dichas ciudades, los rebeldes se quedaron sin bastiones a lo largo de la línea de separación entre Siria y Líbano y terminaron cediendo a las fuerzas sirias el control de las rutas entre Damasco y la costa del Mediterráneo.
Por contra, las fuerzas rebeldes, y entre ellas la brigada extremista Frente al Nusra, vinculada a la organización terrorista Al Qaeda, se hicieron con el control de la localidad de Kasab, de mayoría armenia y ubicada cerca de la frontera con Turquía, así como con la ciudad de Samra, consiguiendo un acceso al Mediterráneo por primera vez.
Al menos 150.000 personas han muerto en los más de tres años de guerra civil en Siria, un tercio de ellos civiles, según los últimos datos revelados este martes por el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.
Según el Observatorio, con sede en Londres y una amplia red de informantes sobre el terreno, el balance real del conflicto podría ser muy superior a los 220.000 fallecidos.
El último balance ofrecido por la ONU el pasado julio elevaba las víctimas del conflicto a al menos 100.000 pero en enero el organismo anunció que no actualizaría sus cifras ante la imposibilidad de hacer estimaciones precisas.