Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CPDS denuncia que la activista Clara Nsegue Eyí lleva cuatro meses encarcelada sin cargos ni juicio

La formación opositora ecuatoguineana Convergencia para la Democracia Social (CPDS) ha denunciado que la activista Clara Nsegue Eyí, principal impulsora del opositor Partido Democrático de la Justicia Social (PDJS) y de la frustrada manifestación del pasado 15 de mayo en Malabo, lleva ya cuatro meses encarcelada "sin cargos ni juicio" en el complejo presidencial de Koeté, en Mongomo (región continental), donde se le niega asistencia médica a pesar de sufrir "importantes problemas de salud física y un preocupante estado de depresión mental".
"Clara Nsegue Eyí, más conocida como 'Lola', lleva cuatro meses en la cárcel sin que los responsables del poder en Guinea Ecuatorial expliquen las razones de su detención y encarcelamiento", ha declarado la ejecutiva de CPDS en un comunicado.
"Lola fue detenida con otras personas, sin orden judicial, la tarde del día 13 de mayo de 2013 por fundar un partido político y por haber convocado una manifestación pacífica el 15 de mayo", ha proseguido.
"En principio, ambas acciones están autorizadas por la ley en Guinea Ecuatorial", pero "Guinea Ecuatorial sigue siendo este país que promulga leyes bonitas que sus autoridades violan sistemáticamente y con total impunidad", ha añadido.
Según CPDS, Lola fue mantenida inicialmente en régimen de incomunicación en la Comisaría Central de Policía de Malabo y posteriormente fue trasladada en secreto a Mongomo, distrito natal de ella y del presidente Teodoro Obiang Nguema Mbasogo.
"Actualmente, ella se encuentra recluida sin cargos ni juicio en el Complejo Administrativo del vasto y hermético recinto presidencial de Koeté, custodiada por policías y gendarmes, bajo la responsabilidad oficial del gobernador de Wele Nzás, Deogracias Miguel Olomo Abia", ha precisado el partido liderado por el diputado Plácido Micó.
"CPDS sabe y confirma que Lola presenta actualmente importantes problemas de salud física, así como un preocupante estado de depresión mental", pese a lo cual "sus secuestradores le niegan asistencia médica", ha advertido.
La formación opositora "denuncia y condena con el mayor vigor el secuestro de Clara Nsegue Eyi por las autoridades de Guinea Ecuatorial al tiempo que exige su liberación inmediata e incondicional y que reciba rápidamente la atención médica que necesita y pueda proseguir libremente su actividad política", ha manifestado CPDS.
"Convergencia para la Democracia Social de Guinea Ecuatorial entiende que el presidente Obiang debe explicar a la comunidad nacional e internacional los motivos que condujeron a la detención de Lola y las razones que explican su encarcelamiento", ha concluido.
LA DETENCIÓN
El pasado mes de agosto, Amnistía Internacional informó de que Lola se encontraba encarcelada "por haberse negado a obedecer una orden ministerial por la que se la confinaba a su ciudad de nacimiento", Mongomo, capital de la provincia de Wele-Nzas.
La activista, profesora y coordinadora del Movimiento de Protesta Popular (nombre oficial de la manifestación), fue detenida el 13 de mayo por la Policía, "sin presentar ninguna orden de detención", en Malabo, donde se encuentra su residencia habitual, según Amnistía.
El motivo de su detención fue la manifestación del Movimiento de Protesta Popular en contra de la política represiva del Gobierno y de la negativa del régimen a legalizar el PDJS, que estaba prevista en la Plaza de la Mujer de Malabo para el 15 de mayo y que fue finalmente suspendida a causa de la prohibición gubernamental, de la detención de sus organizadores --entre ellos Lola' y Natalia Angue Edjodjomo, actualmente en libertad-- y de la fuerte presencia militar en la ciudad.
Tras su detención, fue enviada a Mongomo, donde permaneció dos semanas --hasta el 27 de mayo, un día después de las elecciones generales-- recluida en un cuartel militar sin cargos ni juicio en la comisaría de Policía, según Amnistía.
Pese a que se le prohibió salir de Mongomo, a mediados de junio decidió volver a Malabo, donde fue detenida por la Policía y trasladada a la comisaría de Mongomo, "donde continúa, sin que se hayan presentado cargos en su contra", ha advertido AI, que ha precisado que Lola "se encuentra gravemente enferma y tiene un tumor que necesita urgentemente atención médica".